El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto”.