Nunca te olvides de sonreír porque el día que no sonrías será un día perdido.