LIBÉRATE DE LOS PENSAMIENTOS LIMITANTES LIBÉRATE DE LOS PENSAMIENTOS LIMITANTES
Al crecer nos encontramos con situaciones que no siempre entendemos pero que crean pensamientos limitantes en diversas áreas de nuestra vida. LIBÉRATE DE LOS PENSAMIENTOS LIMITANTES

Al crecer nos encontramos con situaciones que no siempre entendemos pero que crean pensamientos limitantes en diversas áreas de nuestra vida. Pueden estar relacionadas con el dinero, estereotipos de género o sobre ti mismo. Lo que tienen en común es que sabotean nuestros esfuerzos.
Todos tenemos pensamientos limitantes que nos impiden cumplir todos nuestros sueños. La buena noticia es que puedes eliminarlos con la actitud correcta y siguiendo unos sencillos pasos.

1. Identifica tu pensamiento limitante

El primer paso es averiguar qué idea te está deteniendo. Tendrás que analizar a fondo todo lo que crees hasta encontrar el pensamiento infundado. Aunque para ti puede parecer completamente cierto, solo es una mentira que te has creado en la cabeza. Toma papel y lápiz y escribe todas las ideas que te parecen completamente ciertas y que te definen como persona. Una vez que tengas la lista completa, analízala:

  • ¿Cuáles son las ideas que rigen tu vida?
  • ¿Cómo afecta cada una de estas ideas tus relaciones?
  • ¿Te limitan o te impulsan?

Mantente abierto a toda la información que vayas descubriendo. Este ejercicio no busca juzgarte, sino ayudarte a entender lo que rige y limita tu vida.

2. No te compares

¿Tiendes a compararte con otros y creer que no puedes lograr lo mismo que ellos? Cuando te comparas con alguien, tu confianza se ve dañada y terminas sintiéndote inferior. El problema de compararte siempre con los demás es que tu energía se enfoca en lo que no tienes. Todos tenemos defectos y puntos débiles, pero también hay cualidades que nos hacen únicos y valiosos.

“Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes.” -Confucio-

Las comparaciones son comunes, pero no hay razón para menospreciar tu potencial porque creas que otro es mejor en algo. Siempre habrá alguien con más experiencia, conocimientos o habilidades pero tú también eres superior a otras personas. Los pensamientos limitantes desaparecen cuando te das cuenta de que eres una persona con habilidades que la hacen exitosa en sus propias áreas.

3. Deja el pasado atrás

Todos hemos cometidos errores en nuestra vida, pero no todos los interpretamos de la misma forma. Los errores y los fallos no dicen quién eres hoy o lo que harás mañana. Por desgracia, mucha gente cree lo contrario. Ellos dejan que el pasado se convierta en la base de pensamientos limitantes que minan su futuro. Sin embargo, el futuro se crea a cada segundo que pasa. Identifica los errores que cometiste, analízalos y escribe el futuro desde hoy.

“El pasado es una colección interminable de horrores que sólo merece el más completo de los olvidos; el futuro, una incógnita poco confiable que es preciso asegurar; el presente, el campo de batalla donde hay que garantizarse la vejez.” -Ernesto Mallo-

4. Toma acción y reta a tus pensamientos limitantes

La mejor forma de demostrarte que los pensamientos limitantes son infundados es retándolos. ¿Crees que eres demasiado gordo para hacer ejercicio? Camina media hora cada día. ¿Crees que es demasiado tarde para iniciar un negocio? Solo hazlo. No importa qué pensamiento sea, ¡rétalo!

El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no solo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y solo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma”. -Aldous Huxley-

Los pensamientos limitantes generan miedo, ansiedad e infelicidad. Te harán sentir que haces las cosas mal y querrás dejar de intentarlo un minuto después de haber iniciado. En lugar de permitir que tus pensamientos te detengan, pasa por encima de ellos. Poco a poco te sentirás más seguro y dispuesto a continuar. Conforme avances, estarás más empoderado y realmente creerás que estás al mando de tu vida.

Prepárate para un proceso difícil. Eliminar los pensamientos limitantes no será fácil. Te verás obligado a enfrentar tus peores miedos, pero a cambio obtendrás control sobre ti y tus resultados.

-Okairy Zuñiga-

Aleja Editora