PRUEBA LA EMPATÍA EN LUGAR DE JUZGAR PRUEBA LA EMPATÍA EN LUGAR DE JUZGAR
Nadie nace siendo una persona amargada, pero a veces a alguien le toca una vida difícil. No juzgar significa no juzgar. No tenemos idea de... PRUEBA LA EMPATÍA EN LUGAR DE JUZGAR

Nadie nace siendo una persona amargada, pero a veces a alguien le toca una vida difícil. No juzgar significa no juzgar. No tenemos idea de lo que otro ha atravesado o qué se siente al vivir en los zapatos de alguien más. En momentos de conflicto, prueba la empatía en lugar de juzgar. La compasión casi siempre es la respuesta. Una manera simple de llegar a la esencia del drama en las relaciones, y encontrar la pepita de oro escondida en el embrollo, es tener empatía por el otro. “¿Cuál es su perspectiva de la situación? ¿Cuál es su dolor?”.

Yo creo que la palabra “empatía” es de uso bastante nuevo en nuestro diccionario personal. Me atrevo a decir que no era palabra de uso común en la infancia de mis padres, mucho menos de mis abuelos ni siquiera en mi propia infancia. Quizás una palabra no se usa porque tampoco se necesita tan frecuentemente ponerla a circular, porque eso si, el ser humano si tiene esa característica: “si lo necesita, lo inventa”, y la empatía quizás antes se llamaba “ponte en sus zapatos”, pero no evolucionó a término de uso corriente sino quizás unos veinte años atrás cuando ya te tenían que explicar “empatía no es simpatía”, porque evidentemente por eufonía a cualquiera le parecería lo más rápido de equiparar.

Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

Creo que salvo que tengas una capacidad innata de leer a los demás –y que además te guste usarla para el bien común–, siempre hay que hacer un esfuerzo para saber en donde está parado el que está frente de ti…¿Qué es importante para él? ¿Qué cosas no alcanzamos ambos a ver de la ecuación? ¿Qué si está viendo él que yo no? ¿Donde está lo que más le importa, lo que realmente quiere que se mantenga como punto inamovible en la situación? ¿Porqué justo eso? Como te dicen en las clases de negociación “¿Cuales son sus monedas de intercambio, pero identificar donde está el punto en que no hay emoción a cambio en ese instante?”

¿Qué te parece si hoy por anticipado haces un ejercicio de entender más a la gente que te rodea? NO JUZGUES sólo trata de entender de donde viene su posición.

Lo que no ves en esas frases es “Yo empatizo”, así que ¿Qué te parece si la hacemos la palabra en común para todos los seres humanos? Cuesta un poco de trabajo dejar en segundo lugar tu palabra favorita ¡¡Pero creeme que en relaciones interpersonales cuesta aún más trabajo si ni siquiera lo intentas!!

Aplica: “Yo empatizo…”

Prana Pascual

Alexander Barranca

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope