LA MÚSICA PUEDE SANAR CÉLULAS ENFERMAS LA MÚSICA PUEDE SANAR CÉLULAS ENFERMAS
Un experimento realizado por dos científicos franceses, Fabien Maman y Helene Grimal, que consistía en montar una cámara sobre un microscopio, para observar el... LA MÚSICA PUEDE SANAR CÉLULAS ENFERMAS

El sonido es un gran aliado en el tratamiento de enfermedades, técnicas con diapasones, cuencos tibetanos, sonidos binaurales, son reconocidos por la ciencia como alternativa para un gran número de enfermedades, esta comprobado el efecto positivo que tiene la música sobre los niños, ancianos y personas con problemas mentales.

Un experimento realizado por dos científicos franceses, Fabien Maman y Helene Grimal, que consistía en montar una cámara sobre un microscopio, para observar el efecto de la voz humana en la estructura  de las células. Para este experimento usaron tanto células saludables, como células cancerosas, las cuales fueron observadas mientras se tocaban distintos instrumentos y se entonaban escalas musicales en forma ascendente.

La estructura se desorganizó extremadamente rápido. La voz humana tiene algo en su vibración que la hace más potente que cualquier instrumento musical: consciencia. Pareció que las células cancerosas no podían apoyar una acumulación progresiva de frecuencias vibratorias. Tan pronto como yo introduje una tercera frecuencia en la secuencia, las células comenzaron a destabilizarse. Afirmo Maman.

Terapia de Sonido: Tratamiento basado en el decubrimiento de que las células sanguíneas humanas responden a ciertas frecuencias sonoras cambiando de forma y color; y la hipótesis de que los glóbulos rojos y las células enfermas pueden ser sanadas o armonizadas por medio del sonido. Esta terapia fue investigada y desarrollada por el músico y acupuntor francés Fabien Maman. — Webster’s New Encyclopedic Dictionary 1993

Extracto de una entrevista con Fabien Maman, publicada en La Vanguardia 9 Junio 2005.

Primero fue compositor e intérprete de jazz reconocido, luego estudiante de acupuntura, después acupuntor especializado en músicos y, finalmente, investigador sobre el poder curativo del sonido. Mientras estaba en el útero materno, su padre le tocaba el piano: “los gitanos también lo hacen, por eso todos nacen con buen oído”. Tiene remedio para todo: “La guitarra española tocada buen ritmo va bien para la circulación; el arpa, para dormir; la flauta dulce en tonos altos, para la concentración y, para estar contento, tambores y guitarras”.

¿Cuáles han sido sus investigaciones?

A parte de 20 años de experiencia con pacientes, he realizado un trabajo de investigación con Hélène Grimal, bióloga del centro de investigación de la Universidad de Jussieu de Paris. Durante un año estuvimos estudiando el efecto del sonido en las células humanas. Hemos fotografiado los cambios celulares que se producen bajo la influencia del sonido, de todas las notas, formas musicales en esto.

¿Qué es?

Una serie de fotografías de células cancerígenas, las que afectan a la matriz. Al ser sometidas a disonancias se destruyen.

¿Todo es una cuestión de energía?

Sí, la vibración sonora crea un campo de energía. Pero no es algo nuevo o extraño. Los teléfonos móviles funcionan a base de campos de energía. Esos campos se crean a través de los satélites. En Francia mi teléfono funciona, pero cuando voy a Estados Unidos no lo hace a no ser que cambie de campo de energía, es decir, de satélite. Esos campos de energía son invisibles, son lo que llamamos la energía entérica.

Entonces, ¿la música nos transforma?

Sí, la vibración de la música entra dentro de ti y te transforma igual que hace el Sol. De hecho, la distancia entre la Tierra y cualquier planeta de esta u otra galaxia se mide en distancias armónicas. La distancia armónica se obtiene con un radar que capta la vibración sonora entre por ejemplo, la Tierra y la Luna. Cuando hacemos música con instrumentos acústicos esta energía viva produce armónicos y esos armónicos comunican con todas las frecuencia y todo el universo.

Fin de la entrevista, y como conclusión podemos decir que la música, el sonido, influyen de gran manera en nuestra vida cotidiana, el tono de la voz, las canciones que cantamos frecuentemente, podemos mejorar nuestra salud a través de la músico-terapia que tiene muy buenos resultados.

Fuentes: Fabien Maman, Gaynor, tama-do.com

Alexander Barranca

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope

A %d blogueros les gusta esto: