VARICES: EMOCIONES QUE NO FLUYEN VARICES: EMOCIONES QUE NO FLUYEN
Las venas varicosas significan que nos mantenemos en un trabajo o en otro lugar que nos enferma. Las venas pierden su capacidad de transportar... VARICES: EMOCIONES QUE NO FLUYEN

Las venas varicosas significan que nos mantenemos en un trabajo o en otro lugar que nos enferma. Las venas pierden su capacidad de transportar alegría. Pregúntese si está marchando en la dirección en que quiere ir.

Resentir: ―Me siento ahogado en esta familia‖. “Hay demasiadas cosas que limpiar en esta familia”. “Estoy fuera de casa”. “Estoy atrapado en una situación”. “Quiero volver a casa” o “No puedo volver a casa”.
Úlcera Varicosa: La vena crece, sobresale. Afecta a la gente que se sienten manchadas, sufren un conflicto de separación y uno de desvalorización”. Louise L. Hay: Causa probable: Situación que causa disgusto. Desaliento. Sentimiento de estar sobrecargada y con exceso de trabajo.

Nuevo modelo mental: Me encuentro en la verdad y vivo y actúo con alegría. Amo la Vida y circulo libremente.

  • Bloqueo Físico: Son causadas por una dilatación excesiva y permanente de una o varias venas, acompañada de una alteración de la pared del vaso sanguíneo.
  • Bloqueo Emocional: La persona que padece de varices es aquella que desea darse más libertad y tiempo libre, pero no sabe cómo hacerlo. Es del tipo que se hace cargo de muchas labores aunque le resulten pesadas y penosas, a causa de que exagera la importancia de sus preocupaciones. Al mismo tiempo le resulta difícil realizarlas con alegría. Puede ser una persona que se obliga a permanecer en una situación que odia. Por otro lado, observa la parte del cuerpo afectada por las varices para saber dónde se sitúa el problema.
  • Bloqueo Mental: Cuanto mayor sea la sensación de pesadez que te aportan las varices, más fuerte es el mensaje que recibes de que la vida te parece pesada y penosa. Es momento de saber que no necesitas estar dirigido por los “tienes que”. Puedes permitirte un descanso temporal sin creer que, por ello, no eres una buena persona. La vocecita que siempre te empuja a hacer más o a hacerlo mejor, no es la voz de tu corazón. Deja que éste te dirija; él conoce mejor tus necesidades. Elige lo que quieres y lo que amas.

Las varices se sitúan habitualmente en las piernas. Son el resultado de venas hipertrofiadas. Tus piernas te permiten andar por la vida, desplazarte de un lugar a otros; así las varices en las piernas demuestran una mala circulación. Se puede concluir que el lugar en el que estas ya no te conviene o que no te gusta lo que realizas actualmente. Ya no le encuentras alegría. Puede tratarse de una relación afectiva o incluso de un trabajo que te resulta monótono.

La sangre representa la alegría de vivir y la circulación del amor en tu Universo y tus venas son el medio de locomoción. La sangre en tus venas esta en el camino de vuelta hacia el corazón, llevando con ella todo el amor que recibió del Universo. La varicosidad te indica que existe un profundo conflicto emocional vinculado a tu capacidad de amarte y de recibir todo este amor.

La dirección que tomas o el suelo en el que estas no te da lo que estas esperando, en el sentido emocional. Esto bloquea y alborota tu ”movimiento emocional”. Tienes la sensacional de arrastrar un peso enorme (como el preso que debe arrastrar constantemente sus grilletes). Frecuentemente se trata de un ”peso financiero”, el dinero te causa muchos dolores de cabeza y te acecha la avaricia. En general, tienes más la impresión de sufrir situaciones que de crearlas.

Las varices en las piernas aparecen frecuentemente durante un embarazo, lo que demuestra que ciertos temores están vinculados a este estado; como mujer embarazada, tienes miedo de compartir este amor con otra persona, perder tu individualidad en tu nuevo papel de madre. Te sientes desbordada y tienes miedo de no alcanzarlo todo porque tienes tendencia a maximizar los pequeños detalles; y entonces se produce el desanimo.

En tus manos esta restablecer esta situación, es importante que aprendas a amar lo que haces. Si te sientes libre de elegir, podrás circular libremente.

Fuente: Diccionario de Biodescodificación - Joan Marc Vilanova i Pujó

 

Aleja Editora