7 CONSEJOS ESPIRITUALES PARA NO ENVEJECER 7 CONSEJOS ESPIRITUALES PARA NO ENVEJECER
Deepak Chopra nos dice que podemos revertir el proceso de envejecimiento hasta 15 años, sintiéndonos mucho más vitales y rejuvenecidos. 7 CONSEJOS ESPIRITUALES PARA NO ENVEJECER

Deepak Chopra nos dice que podemos revertir el proceso de envejecimiento hasta 15 años, sintiéndonos mucho más vitales y rejuvenecidos. Hace tan sólo unas cuantas décadas, la medicina convencional consideraba al cuerpo humano como una máquina cuyas partes quebrarían enfermarían inevitablemente hasta que ya no fuera posible repararlo. Como estudiante de medicina aprendí que las reacciones químicas aleatorias determinaban todo lo que ocurría en el cuerpo; mente y cuerpo estaban separados y eran independientes el uno del otro, y los genes determinaban en gran medida nuestra salud y tiempo de vida.

La investigación científica actual está llegando a una comprensión radicalmente diferente: Mientras el cuerpo humano aparentemente está constituido por materia, en realidad es un campo de energía e inteligencia conectado a la mente. Ahora sabemos que lo que era considerado como una experiencia “normal” de envejecimiento –un descenso progresivo hacia la incapacidad física y mental – es en gran parte una respuesta condicionada. La mente influye en cada célula del cuerpo y por consiguiente el envejecimiento es fluido y cambiante. Puede acelerarse, retardarse, e incluso revertirse a sí mismo.

1. Cambia la percepción de tu cuerpo y del envejecimiento.

La percepción es un acto selectivo de atención e interpretación. Lo que experimentas como “la realidad”, incluyendo tu cuerpo físico y tu propio envejecimiento, está conformado por tus hábitos de percepción. Mientras la mayoría de la gente está acostumbrada a ver su cuerpo como una máquina biológica estática, puedes empezar a verlo como un campo de energía, de transformación e inteligencia que se renueva a sí mismo constantemente.

Empieza a notar tanto tu diálogo interno como la forma en que te expresas de tu cuerpo y de su envejecimiento. Si te encuentras diciendo cosas como, “Estoy llegando a la edad en que necesito lentes para leer”, “Estoy muy viejo para hacer yoga” (o alguna otra actividad) ”Heredé la condición que tiene mi papá en su espalda” o algunas otras frases similares, toma la decisión consciente de cambiar la perspectiva y forma en que hablas de tu cuerpo y edad.

Ten en cuenta que tus células conocen lo que dices, así que a menos que desees tener la espalda de tu papá o cualquier otra cosa que sea “de familia” no alimentes esa semilla de intención en tu conciencia.

Una poderosa afirmación que puedes utilizar es: “Todos los días en todos los sentidos estoy incrementando mi capacidad física y mental”.

2. Reduce el estrés y medita.

La Meditación es una herramienta simple y poderosa que nos lleva a un estado de relajación profunda que disuelve la fatiga y el estrés acumulado que acelera el proceso de envejecimiento. Durante la meditación, la respiración se vuelve más lenta, la presión arterial y ritmo cardíaco disminuyen al igual que los niveles de la hormona del estrés. Por su misma naturaleza, la meditación calma la mente y cuando la mente está en un estado de conciencia relajada, el cuerpo se relaja también.

Las investigaciones muestran que quienes meditan regularmente tienen menor tendencia a la hipertensión, enfermedades del corazón, ansiedad y otras enfermedades relacionadas con el estrés que aceleran el proceso de envejecimiento. Además, nuevos estudios han encontrado que la meditación restaura literalmente el cerebro. Un innovador estudio reciente llevado a cabo por el Hospital General de Massachusetts, hizo noticia al mostrar que ocho semanas de meditación no solo ayudan a que la persona se sienta más tranquila, sino que también se produjeron cambios en diversas áreas del cerebro, incluyendo el crecimiento en el lóbulo asociado a la memoria, la empatía, el sentido de sí mismo y la regulación de la tensión y estrés.

3. Ten un sueño tranquilo.

Lograr un sueño reparador es clave esencial para mantenerte sano y vital. Esto es frecuentemente descuidado y menospreciado. Incluso hay una tendencia en algunas personas de jactarse de cómo pueden sobrevivir con tan pocas horas de sueño. En realidad, la falta de sueño reparador altera el equilibrio natural del cuerpo, debilita el sistema inmunológico y acelera el proceso de envejecimiento.

Los seres humanos generalmente necesitan entre seis y ocho horas de sueño reparador cada noche. Sueño reparador significa que no tengas necesidad de tomar medicamentos o alcohol para dormir, sino que fácilmente puedas dormir al acostarte, apagar luces y dormir más profundamente durante toda la noche. Si te sientes enérgico y vibrante cuando te despiertas, es que has tenido un sueño tranquilo y reparador; si te sientes cansado y sin entusiasmo, es que no lo has tenido.

Puedes obtener la más alta calidad del sueño manteniendo tus ciclos de sueño en sintonía con los ritmos del Universo, conocidos como ritmos circadianos. Esto significa ir a la cama a las 10 p.m. y despertar a las 6 a.m.  También es muy útil descargar todos tus pensamientos del día en un diario antes de ir a la cama para que la mente no te mantenga despierto.

4. Nutre tu cuerpo con alimento saludable.

Hay comidas “muertas” que aceleran el proceso de envejecimiento, y otras que renuevan y revitalizan el cuerpo. Algunos alimentos que hay que eliminar y minimizar incluyen los enlatados, congelados, procesados en el microondas y los alimentos altamente procesados. Enfócate en comer una variedad de comida fresca y recién preparada.

Una forma simple de asegurarte de tener una dieta balanceada, es incluir los seis sabores (dulce, salado, ácido, picante, amargo, astringente ) en cada comida. La típica dieta americana tiende a estar dominada por los sabores dulce, ácido y salados (los sabores principales de la hamburguesa). Sí necesitamos esos sabores, pero pueden alentar el metabolismo especialmente si se ingieren en exceso.

Los sabores picantes, amargos, y astringentes son antiinflamatorios e incrementan el metabolismo. Estos sabores se encuentran en alimentos como rábanos, jengibre, mostaza, chiles, espinacas, champiñones, té, lentejas y lechuga, entre otros. Las comidas que tienen los colores azul oscuro, morado, rojo, verde o anaranjado son líderes en antioxidantes y contienen muchos nutrientes que elevan nuestro sistema inmune y mejoran la salud.

5. Haz ejercicio.

Innumerables ventajas tanto en el aspecto fisiológico como el psicológico. El ejercicio regular es una de las formas más importantes para rejuvenecer y vivir más tiempo. Los Drs. William Evans e Irwin Rosenberg de la Universidad de Tufts en Boston han documentado el poderoso efecto del ejercicio sobre muchos de los biomarcadores del envejecimiento, incluyendo la masa muscular, la fuerza, la capacidad aeróbica, la densidad ósea y el colesterol. No solamente el ejercicio mantiene el cuerpo joven, sino que preserva la mente viva y promueve el bienestar emocional.

Lo importante es iniciar lentamente, y encontrar las actividades físicas que te agraden y hacerlas regularmente. Si lo más que puedes hacer actualmente es caminar alrededor de la manzana ¡hazlo!, y te sorprenderás de lo rápido que se incrementará tu fortaleza y entusiasmo para moverte y respirar.

6. Amor y amistad.

Dar y recibir amor hará que te sientas feliz, fortalecerá tu sistema inmunológico, lograrás mayor vitalidad, te sentirás radiante. Es la expresión máxima del ser. Cuando estas sintonizado a esta frecuencia, eres imparable, todo esta bien y sientes la dicha. El aislamiento y la soledad crean las condiciones para un rápido envejecimiento. Los ataques del corazón y la tasa de mortalidad se incrementan en aquellos hombres que han enviudado recientemente o que han sido despedidos de su empleo sin previo aviso y sin su consentimiento. La carga emocional de los vínculos sociales es inmensa.

La solución es permanecer conectado y abierto a nuevas relaciones a lo largo de la vida. Resistirse al impulso de permanecer en semi-aislamiento porque asumes que la sociedad espera eso de ti. La pérdida de amigos o pareja es una parte inevitable del envejecimiento, y mucha gente no puede encontrar un reemplazo o carece de la motivación para ello. Por “reemplazo” no quiero decir una nueva pareja y familia (aunque es una posibilidad), sino vínculos emocionales que signifiquen algo para ti y le den significado a tu existencia. Ninguna cantidad de lectura o de televisión substituye el contacto humano que abriga el amor y el cuidado. Actividades efectivas para adultos mayores es involucrarse en programas de tutorías, educación y programas para la juventud.

7. Mantener una mente joven

“La flexibilidad infinita es el secreto de la inmortalidad”. Cuando cultivamos la flexibilidad en nuestra conciencia, nos renovamos a nosotros mismos a cada momento y revertimos el proceso de envejecimiento. Los niños ofrecen la más clara expresión de apertura y flexibilidad. Ellos juegan y ríen libremente y se maravillan con las cosas más pequeñas. Son infinitamente creativos porque no han construido las capas de condicionamiento que crean limitaciones y restricciones.

Para mantener una mente joven escribe dos o tres cosas que puedes hacer que sean totalmente infantiles. Piensa en algo que te evoque la niñez, comer un cono de nieve, ir a un parque de  juegos, hacer un dibujo, saltar una cuerda, construir un castillo de arena. Encuentra algo que te regrese el sentido del humor que tenías cuando eras un niño, incluso si piensas que ya has crecido y eliges alguna de esas actividades el día de hoy.

Mientras llevas a cabo la actividad de tu niñez, déjate llevar por el arquetipo despreocupado e inocente del niño. La sensación que estás buscando no es un retorno a la niñez, sino algo más profundo. Al volver a experimentar nuestra naturaleza infantil, no sólo cultivamos una mente joven, sino que nos conectamos con la parte de nosotros que nunca ha nacido, ni nunca morirá: nuestra esencia espiritual.

Mediante la meditación y el Yoga lograremos canalizar esa energía obteniendo mayor serenidad ante las adversidades. Busca tu pasión, se servicial, ama a toda entidad viva del planeta y sé respetuoso. La felicidad es tu derecho no una opción.

Aleja Editora