POR RESPETO A MÍ MISMA, HOY RENUNCIO A TI POR RESPETO A MÍ MISMA, HOY RENUNCIO A TI
Muchas mujeres viven relaciones tormentosas sin saber imponer el respeto a sí mismas. Puede que tú seas una de ellas, pero no tienes por... POR RESPETO A MÍ MISMA, HOY RENUNCIO A TI

Muchas mujeres viven relaciones tormentosas sin saber imponer el respeto a sí mismas. Puede que tú seas una de ellas, pero no tienes por qué serlo. Tú puedes aspirar a más, a mucho más. ¿Has probado organizar tu interior de manera tal que todo lo altisonante quede fuera de tu universo? Si no lo has hecho te lo propongo, porque tú tienes derecho a vivir una vida plena, satisfactoria y rodeada de amor.

Puede parecer algo utópico, pero si te atreves a mirar a tu alrededor mucho de lo que te trae triste o desganada no está relacionado con el famoso “tener o no tener” sino con tus relaciones interpersonales, y por sobre todas las cosas con el trato que los demás te brindan.

¿Cómo crees que sería tu vida si tu pareja no estuviera día y noche ofendiéndote, humillándote y demás? ¿Crees que tu vida tendría más color? Sería mejor, ¿no lo crees? porque si así fuera tendrías una fuente de negatividad menos que soportar.

Renuncia al maltrato

Di “hasta aquí te lo he permitido, pero ya no más”. Y vuelve a empezar en otro sitio. No esperes que los demás cambien, atrévete a cambiar tú. El mundo sólo cambiará cuando tú transformes tus actitudes.

Esta semana he tenido la desgracia de escuchar relatos cercanos de “violencia verbal” y la persona que los ha recibido, una amiga mía me los ha contado con el corazón destrozado. Su ex pareja montado en una nube de soberbia se burla constantemente de ella, de su color de piel, de la forma de cabeza, de su cuerpo, de la particular forma de pronunciar por su acento argentino. No existe nada que justifique que un individuo se burle del otro; sólo la maldad que puede vivir en el corazón de un hombre.

Y a ti, ¿cuántas veces te ha sucedido algo parecido? ¿Por qué crees que no puedes decir Basta? ¿Por qué te condenas al maltrato? Tú eres una mujer valiosa, e independientemente de tus creencias, lo eres.

Trabaja para que día a día tu pareja, tus hijos, tus vecinos, tus padres y todos los seres con los que te relaciones valoren el ser humano que hay en ti y así mismo, aprende a valorar a cada uno de ellos y la oportunidad que te brindan en tu vida para aprender.

Aunque ames mucho a alguien, en el momento en que te falten al respeto, Renuncia. Rechaza esa forma de tratarte, no lo aceptes en tu vida.

Recuerda que ninguna persona tiene derechos sobre ti, que es tu vida y que te compete a ti cuidarla y respetarla.

Fuente: El acorazado

Aleja Editora