CÓMO DESBLOQUEAR TU CREATIVIDAD CÓMO DESBLOQUEAR TU CREATIVIDAD
Cuándo hacemos las cosas desde la pasión estamos creando, cuando se hacen por imposición, simplemente estamos haciendo de forma mecánica. CÓMO DESBLOQUEAR TU CREATIVIDAD

Cuándo hacemos las cosas desde la pasión estamos creando, cuando se hacen por imposición, simplemente estamos haciendo de forma mecánica.

Cuando hacemos según las imposiciones del exterior no estamos conectados con nuestra verdadera creatividad; sin embargo cuando creamos desde dentro hacia fuera nos conectamos con nuestro potencial creativo.

Una de las causas más comunes por la cual nuestra creatividad se bloquea, es precisamente porque creamos desde fuera hacia dentro y no desde dentro hacia fuera, solo desde esta última forma proyectamos nuestra verdadera esencia porque la creación lleva algo de nosotros.

Lo que ocurre muy a menudo, y esa es la principal causa del bloqueo en la creatividad, es que muchas veces no nos atrevemos a crear por el simple placer de crear, si no que estamos más pendientes de los resultados y de cómo encajarán los demás estos resultados, es decir, a menudo saltan nuestros miedos por como los demás valorarán nuestras obras, sean éstas de la índole que sean.

Cuando estamos más pendientes del resultado o de lo que puedan pensar los demás perdemos nuestro centro creativo qué es donde reside realmente todo nuestro potencial, sin centro perdemos la esencia de lo que estamos creando.

Por eso te invito a que te dejes espacio para conectar nuevamente con tu centro y desde ahí manifestar tu creatividad. Cuando pensamos en creatividad a todos nos viene a la mente grandes artistas, ya sean estos músicos, pintores, actores o escritores.

Pareciera como si el acto de crear solo le perteneciera a unos pocos privilegiados, y sin embargo nada más lejos de la realidad. La creatividad está en todas partes, en todo lo que hacemos, y no sólo en actividades extraordinarias si no también en las más ordinarias.

Formas de Potenciar tu Creatividad

Una forma de empezar a potenciar tu creatividad, en el caso de que sientas que estás bloqueado en esta área, es empezar a realizar tus tareas ordinarias utilizando tu creatividad y para ello básicamente tendrás que renunciar a hacerlas de forma mecánica.

Por ejemplo, puedes probar algo tan sencillo cómo: peinarte de forma diferente, pintarte de forma diferente a la habitual en el caso de que seas mujer, probar a vestirte utilizando colores o estilos que nunca utilizas, puedes también cocinar nuevos platos o probar nuevos sabores, redecorar tu habitación, ir al trabajo por una ruta diferente a la habitual, que se yo, realmente cualquier cosa puedes hacerla de una manera diferente o bien puedes experimentar haciendo combinaciones.

Si empiezas a hacer esto, tu día (y tu vida) tendrá más color y podrás saborear cada una de las cosas ordinarias qué antes hacías de forma mecánica y rutinaria, tus actos pasarán de inconscientes a conscientes y con esto te sentirás no solo mucho más creativo, si no también más pleno y presente.

Otra forma de indagar en tu creatividad es a través de tus potenciales, porque son ellos los que están muy conectados propia con tu creatividad y con tu vocación.

La palabra vocación tiene que ver con voz, así que para expresar tu creatividad tendrás que escuchar tu voz interior o propia verdad que reside en todo aquello que te mueve, inspira y apasiona.

Si por el motivo que sea, tu trabajo, tu forma de ganarte la vida, no coincide con tu verdadera vocación y no te permite crear en la forma en que a ti te gustaría, es importante que de forma deliberada y consciente te permitas espacios dónde poder expresar tu creatividad sin cortapisas, eso enriquecerá tu vida y la pintara con más color.

Compartir tu creatividad para el beneficio de todos.

Y ahora viene la parte más difícil: mostrar tu propia idiosincrasia personal, tu propia originalidad a través de tus actos creativos.

Para ello, primero tendrás que darle valor a tus obras, mostrártelas a ti mismo y darles tu reconocimiento para después mostrarlas a los demás sin miedo; y es en este último término dónde la la gente, en la mayoría de los casos, se guarda el talento qué lleva dentro.

Hay gente que ni siquiera se atreve a crear nada porque considera que no tiene talento y esto es un grave error.

Absolutamente todos, y cada uno a su manera, tenemos talento.

Solo cuando dejamos a un lado nuestros miedos y los juicios -propios y ajenos- empezamos a estar preparados para dar rienda suelta a nuestra creatividad, y de esta forma por medio de la creatividad yo puedo enriquecerme a mi y por añadidura a otras personas.

No compartir lo que somos -y la creatividad forma parte de lo que somos- es quedarnos en un marco muy reducido, es como si tuviésemos una casa con un gran jardín y nunca saliéramos a dar una vuelta por ese maravilloso jardín.

-Virginia de la Iglesia-

Aleja Editora

No comments so far.

Be first to leave comment below.