MELATONINA, LA HORMONA MILAGROSA MELATONINA, LA HORMONA MILAGROSA
La melatonina, la hormona que frena el envejecimiento, nos previene del cáncer y estimula las funciones de nuestro sistema inmunológico. MELATONINA, LA HORMONA MILAGROSA

La melatonina es una de las hormonas más sorprendente de nuestro cuerpo. Numerosas investigaciones la relacionan con la longevidad, la prevención del cáncer y otras muchas virtudes.

La melatonina, la hormona que frena el envejecimiento, nos previene del cáncer y estimula las funciones de nuestro sistema inmunológico. Sus beneficiosos efectos en la salud y la seguridad de los suplementos de melatonina han sido avalados por numerosas investigaciones.

¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una hormona que producimos de manera natural; de todas las hormonas de nuestro cuerpo, esta es una de las más importantes, pues interviene en numerosos procesos fisiológicos relacionados con la salud y la longevidad.

Justo en el centro del cerebro se haya la Glándula Pineal, un centro de operaciones neurálgico donde se llevan a cabo importantes procesos relacionados con el sistema inmunológico y endocrino. Es en esta sala de control donde fabricamos la melatonina, a partir de un neurotransmisor llamado serotonina, del que seguramente habrás oído hablar (es el neurotransmisor que nos hace sentirnos felices).

A este respecto es interesante la relación entre las parejas melatonina-serotonina y día-noche o ejercicio-descanso.

Melatonina y serotonina

De día, Serotonina
Por el día, con la luz del sol, aumenta la producción de serotonina. Si hacemos ejercicio físico o mental, también aumentan los niveles de serotonina. La serotonina nos estimula la actividad, la felicidad, el buen humor, el apetito, el deseo sexual, etc.

De noche, Melatonina
Por la noche, en cambio, producimos melatonina. Cuanta más oscuridad, silencio, descanso e inactividad, más melatonina producimos. La melatonina es la hormona responsable de producirnos sueño, descanso y, como veremos enseguida, está estrechamente relacionada con la juventud y la longevidad.

Es importante saber que ambas sustancias se potencian mutuamente, es decir, cuanta más serotonina producimos de día, más melatonina producimos de noche. También podríamos verlo de esta manera: cuanta más actividad tengamos por el día, más descansaremos por la noche, y viceversa.

Melatonina y edad

La producción de melatonina a lo largo de nuestra vida varía considerablemente, y este es un dato importante a la hora de tomar suplementos de melatonina para saber por qué conviene tomarlo a ciertas edades.

La producción de melatonina alcanza su máximo esplendor durante la infancia y decae levemente durante la adolescencia, pues debe dejar paso a otras hormonas importantes. Durante la edad adulta, se mantiene una producción relativamente parecida a la adolescencia pero, a partir de los 50, la producción de melatonina se ralentiza estrepitosamente. Cuando llegamos a los 70, producimos la mitad de lo que producíamos a los 20, según distintas investigaciones, por el deterioro de la glándula pineal.

Es por esta razón que profesionales de reconocido prestigio como el español Felipe Hernández, aconsejan tomar suplementos de melatonina sí o sí, a partir de los 50 y, muy especialmente, a partir de los 70.

¿Qué hace la melatonina?

Según diversas investigaciones en distintas universidades del mundo, la melatonina ejerce milagrosos efectos en la salud:

  • Uno de los descubrimientos más interesantes es que inhibe la proliferación de células cancerosas, siendo un importante contribuyente a la prevención y tratamiento del cáncer.
  • También se ha demostrado ampliamente su relación con la juventud y la longevidad. Según el Profesor Felipe Hernández no cabe duda sobre ello, lo cual contrasta con la falta de información al respecto por parte del público general. Según este célebre y cada vez más respetado profesional de la terapia ortomolecular, la industria farmacéutica tiene mucho que ver en ello, pues la melatonina, así como otra gran aliada de la salud, la vitamina C, se producen de manera natural y no se pueden patentar. De este modo, a la industria farmacéutica no le interesa mucho que se conozcan sus muchas virtudes; prefieren mostrar las virtudes (con efectos secundarios) de fármacos con los que sí puedan ganar dinero.
  • La melatonina está estrechamente relacionada con el sistema inmunológico, estimulando su correcto funcionamiento, protegiéndonos de los efectos de los radicales libres, el envejecimiento, el cáncer, el sida, etc.
  • La melatonina reduce los niveles de colesterol y nos protege de enfermedades cardiovasculares.
  • La melatonina es uno de los antioxidantes más potentes que se conocen. Además, al ser liposoluble, atraviesa fácilmente las paredes celulares y se coloca en el núcleo como potente defensora frente a los radicales libres.
  • Distintos estudios señalan también que la suplementación de melatonina es efectiva en migrañas y cefaleas, así como depresión, fibromialgia e hipertensión.
  • Por supuesto, uno de los usos más extendidos en el tratamiento para insomnio y trastornos del sueño o para regular el jet-lag

Tenga presente que en caso de tomar melatonina como tratamiento para alguna enfermedad, le recomendamos que se pongas en manos de profesionales que determinen cuál es la dosis adecuada, pues para algunas afecciones es necesario tomar dosis mucho más elevadas que otras y siempre bajo supervisión médica.

También puedes ver CONSEJOS PARA TRATAR LA DEFICIENCIA DE SEROTONINA.

Aleja Editora