ORACIÓN SISTÉMICA A LOS ANCESTROS

Después del Gran Espíritu y antes que todos los demás Espíritus, vienen los Ancestros. El honrar a nuestros antepasados ​​ha estado en práctica durante siglos y ha sido hecho de manera constante por una multitud de culturas en todo el mundo. Es una práctica que no se limita a la cultura o educación de uno. Los líderes de estas viejas prácticas pueden todos estar de acuerdo en que cualquiera puede y todos deben realizar un servicio de alabanza regular a nuestros antepasados.

Los Ancestros son la base de lo que somos. Ellos somos nosotros también. Al honrarlos, a su vez honramos y celebramos nuestras propias vidas. Nuestros éxitos y fracasos en nuestra vida son un reflejo directo de quiénes son y fueron. A través de nuestras oraciones y servicio constante a ellos, se elevan espiritualmente, acercándolos así a la Fuente de la cual se manifiestan todas las cosas y por lo tanto aseguramos un lugar más elevado en la vida futura. Si no fuera por nuestros antepasados, no tendríamos un lugar en este mundo. Entonces, cuando les rendimos homenaje, lo debemos hacer con el máximo respeto. Cuídalos bien, y ellos te cuidarán bien

En muchas instituciones espirituales, una de las primeras cosas que nos enseñan, es construir una fuerte relación de trabajo con nuestros antepasados. Una vez que se construya esta relación, podemos pedirles ayuda en casi todos los aspectos de nuestras vidas, y ellos estarán allí para ayudar. Son nuestros propios aliados espirituales y son poderosos. ¿Por qué no elegiría uno no acceder a ellos? Es nuestro derecho de nacimiento, así que ¡no nos olvidemos de ellos! Una forma de mostrar honor y respeto a nuestros antepasados es realizando una oración.

Oración Sistémica a mis Ancestros

“Visualiza a tus padres delante de ti, detrás de ellos a tus abuelos, detrás a tus bisabuelos y a todos tus ancestros. Incluye tíos, tías, tíos y tías abuelas. A todos y cada uno de ellos y les dices:

Hoy quiero honrar a toda mi familia, sobre todo a mis ancestros. Yo vengo de ustedes. Ustedes son mi origen. Al llegar antes que yo me facilitaron el camino que hoy transito. Hoy le doy un lugar en mi corazón y en mi sistema de familia a cada uno de ustedes:

Hoy honro a los que lo hicieron bien y a los que lo hicieron mal.
A los que se fueron y a los que se quedaron.
A los abusadores y a los abusados.
A los buenos y a los malos.
A los ricos y a los pobres.

A los fracasados y a los exitosos.
A los saludables y a los enfermos.
A los que conocí y a los que no.
A los que lo lograron y a los que no.

A cada uno de ustedes los honro, sobre todo a cualquiera de ustedes que haya sido excluido por cualquier motivo. Yo no estaría aquí si ustedes no hubieran llegado primero que yo. Los llevo a todos conmigo en cada paso que doy y en cada cosa que hago.

A partir de hoy cada paso que doy con mi pie derecho lo daré con mi padre y toda la familia de mi padre. Cada paso que doy con mi pie izquierdo lo doy con mi madre, y la familia de mi madre, respetando los destinos de todos.

Les pido que me den su bendición para ser la persona más saludable, exitosa, amada, amorosa y abundante del mundo. Lo haré en honor a ustedes poniendo el nombre de mi familia y mis raíces en alto.

Gracias papá, gracias mamá. Gracias a mis ancestros”.

*___________(Sella la oración colocando aquí tu nombre completo)

* Hija de:__________ (Coloca el nombre de tu padre y el de tu madre)

Yo soy paz, salud, abundancia, amor, alegría, plenitud, felicidad, bendiciones y extraordinarias relaciones. Por mi y por todas mis relaciones.

 

Carta escrita por Zureya Marina

Fuente: El sendero del chamán

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.