HO’OPONOPONO: EL ARTE DE BORRAR PROBLEMAS

El Ho’oponopono es una técnica de cuidado y desarrollo personal originaria de Hawaii y perteneciente a la filosofía Huna. Considerada un arte muy antiguo de resolución de problemas.

Ho’oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”. Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

El Ho’oponopono es la tecla de borrar en el teclado de nuestra computadora. Es un método muy sencillo para cambiar los pensamientos que nos pueden llegar a limitar ya que somos responsables de todo lo que vemos y existe en el universo.

Los conflictos surgen de uno mismo y no debido a la fuerza de una realidad externa. Somos responsables de nuestras acciones y las de los demás, y por ello para cambiar una realidad tienes que cambiarte a ti.

¿En qué consiste esta técnica?

Es una técnica sencilla de aplicar, pero tal vez compleja de entender y con un resultado claramente diferente si realmente se llega a comprender y aplicar.

Su máxima es entender que nosotros tenemos también responsabilidad. Esto es difícil de asimilar porque estamos acostumbrados a dar el poder de nuestra vida al entorno. Sin ser realmente conscientes, tendemos a culpar de lo que nos sucede a los demás, a las circunstancias, etc.

Ho’oponopono no se enfoca en buscar culpables sino en limpiar todas las memorias inconscientes y emociones negativas que nos suceden en relación a ese problema.

La realidad que uno vive, es responsabilidad de uno, al margen de lo que suceda fuera, la emoción que se experimenta es propia.

Específicamente consiste en aplicar el perdón en todas aquellas circunstancias de nuestra vida que están en desarmonía, básicamente en las relaciones interpersonales, entonces asumimos nuestra responsabilidad de que eso no vaya bien, por lo tanto si de entrada pedimos perdón, ya se simplifica mucho, se “limpia” mucho.

Técnica de curación

Dice el Dr. Len que somos 100% responsables de las cosas que nos suceden y que esto es un camino difícil de caminar porque el intelecto es muy insistente, cuando un problema aparece, el intelecto tiende a buscar alguna persona o cosa a la que culpar. Nosotros seguimos buscando fuera de nosotros el origen de nuestros problemas, él dice: no percibimos que el origen esta dentro de nosotros mismos.

La base del Ho’oponopono es mirar dentro nuestro y asumir el 100% de la responsabilidad de las cosas que nos pasan.

¿Cómo se practica? ¿Cómo aplicarlo?

Principalmente empezaremos por pedirnos perdón a nosotros mismos, a la parte de nosotros que ha co-creado esa realidad, sea un malentendido con una persona, sea un problema concreto, sea cualquier cosa que nos causa malestar.

Y las palabras son: “Lo siento. Perdóname. Te amo. Gracias” Debemos decir estas palabras concretas en una situación que nos afecte, para que se produzca la sanación, la liberación de lo negativo, de lo que ensucia nuestra conciencia y limpiar la información toxica que vamos recibiendo.

Entonces usamos la frase: “Lo siento mucho. Perdóname. Te amo. Gracias”, varias veces y sintiéndolo realmente. Podemos destacar solo alguna de ellas que nos llegue más en aquél momento y repetirla. Dejemos que nos guíe nuestra intuición.

Cuando nosotros decimos “Lo siento mucho” estamos reconociendo que algo (no importa saber el qué) penetró en nuestro sistema cuerpo/mente. Nosotros queremos el perdón interior por lo que nos trajo aquello. Al decir “Perdóname” no estamos pidiendo que nos perdonen, estamos pidiendo que nos ayude a perdonarnos. “Te amo” transmuta la energía bloqueada (que es el problema) en energía fluyendo, nos vuelve a unir al Divino. “Gracias” o “Estoy agradecido” es la expresión de gratitud, nuestra fe en que todo será resuelto para el bien mayor de todos los involucrados.

A partir de este momento lo que suceda después es determinado por la Divinidad, nosotros podemos ser inspirados a hacer alguna acción, cualquiera que sea, o no. Si continuamos dudando, persistamos en el proceso de limpieza y después, cuando estemos completamente limpios, obtendremos la respuesta.

¿A quién va dirigidas estas palabras?

Se dice que a la “Divina Presencia”, que bien puede ser nuestro inconsciente, “nuestro niño interior” el que está herido por esa situación.

“Divinidad, limpia en mí lo que está contribuyendo en este problema”. “El Intelecto tiene que escoger: puede funcionar comandado por los problemas, o puede funcionar comandado por la inspiración y el AMOR”.

Esta demostrado científicamente que el perdón mejora las enfermedades cardíacas, mejora la ansiedad, mejora las depresiones. Muchas veces en el fondo de enfermedades que no responden bien a la medicación, a ciertos tratamientos, y demostrando que tras esas patologías existen problemas emocionales, y situaciones no perdonadas, pueden mejorar a través de esta técnica”. – Dra. María Carmen Martínez Tomás

-Laura Pérez-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com