¿POR QUÉ NO SANAS?

En muchas oportunidades te debes haber preguntado el por qué no sanas, pues no sanas porque desconoces que tú eres el origen de tu enfermedad.

No sanas porque no has aprendido a nutrirte, eligiendo comer insano y pobremente. No sanas porque sigues ignorando al poderoso y valioso ser que llevas dentro.

No sanas porque continúas desantendiéndote. y fingiendo que todo está bien en tu mundo. No sanas porque no te has atrevido a enfrentarte a las personas que dirigen tu vida.

No sanas porque no usas tus tijeras para cortar el cordón umbilical con tu familia. No sanas porque crees firmemente que existe la enfermedad crónica.

No sanas porque has hecho del sedentarismo una nefasta forma de vida. No sanas porque has asumido que el sacrificio es la forma de demostrar amor a los demás.

No sanas porque no usas la magia del perdón para limpiarte de ira y rencor. No sanas porque no respetas el libre albedrío de los seres que te rodean a ser lo que son.

No sanas porque intoxicas tu cuerpo de pastillas y químicos que acallan los síntomas que hablan de desarmonía interior.

No sanas porque huyes del rey Sol, no le hablas al mar, no te pierdes en el bosque y has obviado que tú eres el sanador.

Somos estrellas envueltas en piel, la luz que estás buscando siempre ha estado dentro de ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.