ATRAEMOS A LAS PERSONAS QUE PIENSAN Y SON COMO NOSOTROS

Dejar entrar en nuestra vida personas que nos aporten, que estén por encima de nuestros logros o simplemente sean más felices, nos resulta incómodo, cuando aparecen, nos molesta y las echamos consciente o inconscientemente.

Preferimos seguir en nuestro circulo, en vez de buscar lo positivo que hay en ellos. No lo hagas, reflexiona y aparta tu orgullo, esas personas no tienen culpa, tu también puedes.

Atraemos las situaciones y circunstancias que necesitamos para darnos la razón

Nos cuesta mucho hacer cosas nuevas que nos enfrenten a nuestras creencias, preferimos quedarnos en nuestros errores antes que admitir que deberíamos cambiar o que nos hemos equivocado y que quizás si lo intentamos de nuevo de otra manera, las cosas pueden cambiar. Haz algo diferente para obtener un resultado diferente. Inténtalo.

Atraemos la misma cantidad de alegría y felicidad que hay en nuestro interior

Es muy liberador entender que todo lo que nos llena de verdad no viene de fuera, tiene que nacer en nuestro interior, sino aceptamos esta verdad, seremos unos victimas y unos necesitados, por eso nos llega lo mismo que damos. Si no estas recibiendo pregúntate que estas dando tu. Entrégate a la vida.

Atraemos el mismo tipo de amor que mostramos a los demás

Si en nuestro corazón hay rencor, odio, traición, dolor o desconfianza llegara un amor que con diferentes máscaras que nos mostrará todo esto y se repetirán siempre las mismas situaciones con caras diferentes. Si en cambio en nuestro amor no hay juicios, hay aceptación, confianza y no hay necesidad nos llegará un amor limpio, sincero y sin exigencias, ni obligaciones.

Atraemos la carencia o la abundancia en la que vivimos interiormente

Si creemos que no tenemos y necesitamos que nos den para poder ser o mejorar, viviremos en la carencia al pensar que se nos tiene que dar. Si pensamos que somos merecedores y que todo esta al alcance de nuestra mano y que solo dependemos de nosotros para el amor, para la felicidad y para el éxito, estaremos en el camino de la abundancia, no hay ninguna ley que nos prohíba aspirar a lo que queremos, si otros lo consiguen, nosotros también podemos.

Atraemos todo aquello que somos y hemos sido, nadie nos lo envía

Nos cuesta comprender que todo lo que nos llega a nuestras vida forma parte de nosotros y es una consecuencia de nuestra forma de relacionarnos con nosotros y con el mundo que nos rodea, ya que creamos nuestra realidad en base a estos comportamientos. Si queremos que esto cambie deberíamos pensar en que el cambio está en nuestras manos.

La ley de la atracción funciona cuando nosotros tomamos el mando y la responsabilidad de nuestras acciones y dejamos de culpar y justificarnos apuntando a todos menos a nosotros mismos.

Tú eres el responsable de tu vida. Si quieres que tu vida cambie, cambia tú primero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.