ORACIÓN DE LIBERACIÓN DEL DOLOR ANCESTRAL DEL LINAJE FEMENINO

Para estar en justo equilibrio, las mujeres no sólo deben reconocer, sanar y venerar su femineidad, sino también reconocer, sanar y venerar su masculinidad. Los hombres también deben aceptar no sólo los valores que les entrega su linaje masculino, sino también su linaje femenino. Al fin de cuentas es un conjunto, que unido y entendido, nos vuelve más estables y poderosos.

Renegar un aspecto sólo limitará el que quieres enfatizar, así que te será difícil sentirte como una persona totalmente íntegra. Todos sabemos que socio-culturalmente hay muchos estigmas hacia cada género, estableciendo pautas de comportamientos e ideales que sólo agregan presión e infelicidad muchas veces.

De ahora en adelante, conociendo esta realidad, poco a poco debemos ir dilucidando si las cosas que hacemos y a los planes a los que aspiramos, son realmente un impulso personal o una expectativa ajena, con la cual se cree que se debe cumplir para ser considerado “apto” y propio de “una persona normal”, digna de encajar en sociedad.

Iniciaremos con una oración creada por Ashamel Lemagsa, quien la escribió para las mujeres de su linaje, honrando especialmente a su abuela. Pero que con mucho cariño comparte para que otros podamos aplicarla

Oración de liberación del dolor ancestral del linaje femenino

Amadas madres, abuelas, hermanas…
Hoy y para siempre…
Soltamos los recuerdos dolorosos que nos unen en aquellos actos,
pensamientos y sentimientos… presentes en nuestro linaje femenino,
donde están involucrados el linaje masculino mal aspectado,
por el maltrato hacia nuestra esencia femenina
en palabras, actos, pensamientos y sentimientos.

Lo Siento, Perdóname, Te Amo, Gracias…
Donde la obligación estaba por sobre el amor.
Donde la indiferencia era aceptada como algo “lógico”
Hacia nuestra tarea cotidiana.

Lo Siento, Perdóname, Te Amo, Gracias…
Cuando el descanso casi no existía, pues nuestro
ritmo de trabajo era más allá de la salida y puesta del sol…
Lo Siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.

Cuando el amor del hombre hacia nuestra esencia femenina
era un acto para su satisfacción personal,
olvidando nuestros sentires profundos de amor,
nuestra entrega cotidiana, nuestro amor en silencio a pesar de la
desvalorización, la indiferencia y la falta de amor…
Lo siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.

Por las memorias ancestrales de todo el linaje femenino
Familiar y más allá de él…
Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.
Por la sanación total, por la liberación total.
De toda herida a ayer y de hoy.
Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

Hoy y para siempre…
Nos perdonamos, nos amamos en el respeto absoluto
De nuestra esencia divina femenina,
Para ser fuente viva de amor ilimitado.
Sanando todo resentimiento.
Perdonando herida recibida.
Amando a todos por igual.
Lo Siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.

Hoy y para siempre…
Renacemos en nosotras mismas en
Un nuevo linaje divino femenino donde
La paz, el amor, la compasión y la misericordia.
Como lazos de sanación unen lo separado.
Cicatriza lo lastimado, suelta el rencor y la ira.

Renace en balance perfecto
donde lo Femenino y lo Masculino
son libres, sanos, complementarios,
amantes del amor ilimitado.

Así es, Hecho está.

Oración escrita por Ashamel Lemagsa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.