LAS 4 LEYES DE LA ESPIRITUALIDAD EN LA INDIA

A lo largo de nuestra vida nos han ocurrido acontecimientos que nos han cambiado por completo la situación por la que estábamos pasando por ejemplo conocer a personas trascendentales, que nuestro jefe nos despida de nuestro empleo, o pasar por un accidente de coche.

Independientemente de como podríamos llamarlo: “Sincronicidad”, “Hecho fortuito”, ”Coincidencia”, etc. Las 4 Leyes de la Espiritualidad del hinduismo, nos indican, con gran sabiduría, que nada nos ocurre casualidad, como si todo estuviese ya programado para que comprendamos una determinada lección en la vida o pasemos a la siguiente.

Cuatro Leyes de la Espiritualidad en el hinduismo

Primera Ley: “La persona que llega es la persona correcta”

Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

Cada persona en la vida es un maestro. Y claro está, en algunos casos somos alumnos y en otros somos maestros de otros. Siempre a lo que nos resistimos persiste en nuestra vida, así que la vida nos seguirá poniendo personas de quienes algo no soportamos, algo para aprender y hasta que no lo aprendamos no nos graduaremos en ese aspecto.

Segunda Ley: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”

Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa… hubiera sucedido tal otra”. No.

Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

Entonces la cuestión es no amargarnos ni arrepentirnos de lo que hicimos y saber que como solo tenemos una vida, lo hecho, hecho está. Y así gracias a lo vivido está en nosotros no tropezarnos dos o tres veces con la misma piedra y tomar el camino correcto.

Tercera Ley: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Esto nos deja claro que lo que pasó te fortaleció y es entonces cuando ya estas preparado para recibir lo que el Universo, la Vida, Dios, la Energía, como quieras llamarlo; te sorprenda con algo mucho mejor. Todo lo que nos sucede es lo que nosotros atraemos, seamos conscientes o no.

Cuarta Ley: “Cuando algo termina, termina”

Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

El simple hecho de que estés leyendo esto, te puede indicar que ahora es el mejor momento para soltar y despedirse.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.