LA CIENCIA CONFIRMA QUE BAILAR EVITA EL ENVEJECIMIENTO

Según la ciencia, una de las actividades más divertidas y apasionadas que practica el ser humano es excelente para estar más saludable, para combatir el Alzheimer y para evitar el deterioro cognitivo que se asocia a la edad. Un nuevo estudio afirma que el baile puede revertir el envejecimiento. 

El estudio que han hecho público científicos del German Center for Neurodegenerative Diseases, que han sido capaces de demostrar cómo el ejercicio habitual revierte los síntomas de envejecimiento del cerebro.

Se sabe bien que el ejercicio físico es bueno para la salud, tanto cognitiva como física, ahora han demostrado que el baile es el ideal para detener el envejecimiento cerebral.

Los científicos nos dicen que si bien el ejercicio frena y contrarresta el deterioro físico y mental que provoca el avance de la edad, existen dos tipos de actividad que son especialmente interesantes. Uno es el entrenamiento de resistencia, y el otro es el baile.

Tanto el baile como el entrenamiento de resistencia son capaces de mejorar el equilibrio cerebral y retrasar los estragos que la edad provoca en la capacidad cognitiva.

El baile puede revertir el envejecimiento

Para llegar a esta conclusión, el equipo investigador trabajó con dos grupos de ancianos. Mientras unos practicaban baile, otros realizaban otros ejercicios físicos. El experimento duró 18 meses y a lo largo de este tiempo, estuvieron practicando semanalmente aprendiendo rutinas relacionadas con la resistencia, la flexibilidad y el baile.

En general, el ejercicio físico siempre es positivo para el deterioro cognitivo por culpa de la edad. Lo que no se sabía era del gran beneficio que cada tipo de ejercicio puede provocar más mejoras que otras.

A lo largo del trabajo de investigación, ambos grupos mostraron mejoras en el volumen del hipocampo cerebral. Esta zona es propensa al deterioro en relación a la edad, y es de las más afectadas por el Alzheimer, por ejemplo.

En relación al baile, el hecho de tener que cambiar cada semana de género para practicar tango, latino, etc., se logró demostrar que, al estar en aprendizaje constante, se observó una diferencia apreciable en la lucha contra el envejecimiento cognitivo.

No queda duda que la actividad física es positiva en este campo, pero el hecho de tener que memorizar bailes cada cierto tiempo y aprender sus rutinas y secretos ayuda a que nuestro cerebro esté más activo y en constante aprendizaje, lo que permite que el declive de la edad sea mucho menos pronunciado.

Recuerda siempre que los nuevos retos son excelentes para tener una mente activa y un proceso cognitivo saludable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.