renacer

HOY RECORDÉ LO VALIOSA QUE SOY

Hoy desperté, abrí los ojos y recordé, recordé como era antes, lo que escondía bajo esta sumisión que me carcome y he decidido rescatarme de este prisión emocional en la que he estado viviendo todo este tiempo a cambio de estar a tu lado. Hoy recordé lo valiosa que soy y por eso me marcho.

Hoy por fin puedo recordar cuando tenía voz, cuando mi opinión era importante, cuando tomaba las decisiones importantes en mi vida, por mí misma, cuando iba a donde quería, cuando me emocionaba por alguien que me gustaba y sentía que mi piel vibraba de emoción, en donde no existía ni ira, ni cuestionamientos, ni miedos.

Recuerdo cuando estaba encantada de verme hermosa y no me importaba si era diferente del resto, recuerdo que no necesitaba a nadie, siempre me sentí independiente, autosuficiente, y siempre pensé que era excelente en todo lo que hacía.

Y de repente me distraje, permití que tu forma particular de amar me eclipsara, me menospreciara, me disminuyera, me hiciera sentir insegura, hasta tal punto que ya no podía interactuar con otras personas, le quitaste peso a mis palabras, estabas decidiendo por mí, y me convertí en un persona que ya no hablaba en primera persona, porque sentía que ya nadie se interesaba por mi.

Pero esa no soy yo, tal vez no soy la persona que se vinculó contigo hace mucho tiempo, porque ahora me siento renacer en este despertar. No lo voy a negar, me siento un poco enojada conmigo misma por haber invertido mi vida y mi tiempo de tan mala manera, por esconder mi fuerza, por apagar mi luz, hasta tal punto que ni siquiera recordaba dónde estaba parada, me desconecté de mí misma.

Pero ahora sin duda alguna reconozco todo lo que dejé en espera, reconozco y acepto este paréntesis como parte de mi vida. Un paréntesis que me ha dejado uno de los mayores aprendizajes en mi vida.

A través de ti me perdí y me encontré de nuevo y considero que lo que tuve que aprender es que la relación más importante de mi vida es conmigo mismo y al descuidar ese nexo, todo empieza a perder valor. No es tu culpa, tú puedes ser como quieras, es mi responsabilidad por darte el poder sobre mi, de socavar mi autoestima, de silenciar mis palabras, de hacerme ignorarme por completo.

Hoy me voy, y no me detendré a pensar en lo que he perdido, ni me torturaré pensando que debí haberlo hecho antes, o arrepentirme por haber entrado en tu vida. No tiene sentido, no puedo cambiar lo que pasó, solo puedo tomar el control de mi vida en este momento en el que ningún tipo de vínculo entre nosotros tiene sentido, solo puedo seguir adelante, cerrar este capítulo y abrir uno nuevo en donde jamás olvidaré mi valor ni lo que me merezco.

Hoy he decidido dejar de sufrir y sé que aún no es tarde, me siento tranquila, yo sé que no tengo culpa, simplemente he aprendido a ponerme en primer lugar, en ser mi primera opción antes que cualquier cosa, porque hoy recordé lo valiosa que soy.

Salir de una relación toxica es un triunfo muy grande, leído parece fácil, pero solo quien lo vivió sabe lo que es dejar de auto-engañarse con esa persona, creyendo que un día cambiará. Si lograste salir de esa relación, eres valiente, si no, te deseo mucha fuerza para que puedas hacerlo.

“El único amor consecuente, fiel, comprensivo, que todo lo perdona, que nunca nos defrauda y nos acompaña hasta la muerte es el amor propio” – Oscar Wilde 

 

Acerca de Aleja