Recomendados

LA ALEGRÍA ES EL ANTÍDOTO PARA LOS MIEDOS

En muchas ocasiones sentimos miedo, miedo al caos, a la crisis económica, a toda clase de desastres naturales y ecológicos, a las guerras, a las enfermedades, al cambio climático, a la pobreza, al fracaso, al ­desempleo, al plástico, a la carne roja y a los vegetales contaminados; miedo a estar solos, miedo a ser padres. Miedo a todo.

La vida no es segura. Cada momento nos lleva a una inseguridad cada vez más profunda. Es un juego en el que nadie sabe que pasará mañana, cuál será el siguiente paso. En esto radica la belleza de la existencia. Si fuera predecible, no valdría la pena vivir la vida, si todo fuera tal y como desearíamos que fuese y no hubiese lugar para la incertidumbre, no seríamos seres humanos, sino maquinas, ya que solo para ellas todo es seguro y cierto.

A continuación una hermosa reflexión de Osho que explica como lidiar con los miedos de la vida.

La alegría es el antídoto para todos los miedos

-Osho-

La Alegría es el antídoto para todos los miedos. El miedo se asienta cuando no disfrutamos la vida, así que si gozas la vida, el miedo desaparecerá. Por tanto, sé positivo y goza más, ríete más, baila, canta.

Mira las cosas pequeñas cada vez con más alegría y entusiasmo. La vida está hecha de detalles y si logras dotar de alegría todas esas cosas, la suma total será colosal. No esperes a que te suceda algo extraordinario.  No es que en la vida no haya sucesos extraordinarios, claro que sí; pero no esperes a que se produzcan. Las cosas extraordinarias suceden solamente cuando se viven los detalles cotidianos desde una nueva perspectiva, con la mente nueva, con renovada vitalidad y entusiasmo.

La palabra “entusiasmo” es muy hermosa. Procede del griego enthousiasmós, que viene a significar etimológicamente algo así como «rapto divino» o «posesión divina». Cuando haces algo con entusiasmo profundo, la divinidad se manifiesta en tu interior. La palabra misma significa “estar lleno de divinidad”. Por tanto, trae más entusiasmo a tu vida y verás que el miedo y las demás cosas se desvanecen espontáneamente.

Así, poco a poco, se van acumulando, hasta que un día se produce la gran explosión de dicha pura. Pero nunca se sabe cuándo será ese día. Es necesario continuar recogiendo guijarros en las playas. La totalidad se convierte en el gran acontecimiento.  Un guijarro es un guijarro, pero cuando se juntan muchos guijarros, súbitamente se convierten en diamantes. Ese es el milagro de la vida. Por tanto, no necesitas pensar en grandes cosas.

Hay muchas personas en el mundo que se pierden la vida por estar a la espera de algún suceso extraordinario, el cual no podrá suceder de la nada. Solamente sucede a través de las cosas ordinarias como comer, desayunar, caminar, tomar un baño, conversar con un amigo, sentarse a contemplar el cielo o quedarse en cama haciendo nada. La vida está hecha de esas minucias. Son la esencia de la vida.

Por lo tanto, hagan todo con alegría y entusiasmo, y cada cosa será una oración. No te preocupes por los lados negativos. Si enciendes una vela, la oscuridad se disipará por sí sola. No trates de luchar contra la oscuridad. No podrás sencillamente porque la oscuridad no existe. ¿Cómo pelear contra algo que no existe? Simplemente enciende una vela. Olvida la oscuridad, olvida el miedo, olvida todas esas cosas negativas que normalmente acechan a la mente humana. Sencillamente enciende una vela de entusiasmo.

Levántate todas las mañanas con gran decisión, con certeza, con claridad, con la promesa de que el día ha de ser tremendamente hermoso y que has vivido a plenitud. Y todas las noches, al acostarte, recuerda nuevamente todas las cosas maravillosas que te ocurrieron durante el día. El simple recuerdo ayudará a que se repitan al día siguiente.

Sencillamente recuerda y duérmete con el recuerdo de los momentos hermosos del día. Tus sueños serán más bellos puesto que estarán imbuidos de su entusiasmo, de su totalidad. Así comenzarás a vivir también en sueños con una nueva energía.

«Nunca dejes que el miedo sea tan grande que te impida seguir adelante».

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".