HAKINI MUDRA: EL MUDRA PARA CONCENTRAR LA ENERGÍA

Mudra es la posición que se realiza con los dedos de las manos, para abrir o cerrar circuitos de energía. Mudra significa gesto. Los Mudras en distintas religiones orientales, como el budismo o el hinduismos, son gestos sagrados, gestos corporales que se utilizan en Yoga y diferentes meditaciones y ejercicios espirituales. Hakini mudra es el mudra para concentrar la  energía. 

En cada uno de los dedos de la mano encontramos gran cantidad de terminaciones nerviosas, que responden a una parte concreta de nuestro cuerpo. A la vez, estas zonas implican a todo nuestro organismo y sistema energético.

Hakini Mudra tiene como función principal concentrar la energía para que los anhelos se concreten.  Llamado mudra de “salvación” ya que recurrimos a el en un momento crítico, ayuda a sobrellevar los malos momentos, enfrentarlos con más calma.

Muchas personas realizan inconscientemente este mudra cuando se encuentran pensando en algo, o simplemente cuando están descansando. Lo que no saben es que están haciendo un mudra de los más poderosos para aprovechar la energía y el poder que existe en nuestro sexto chakra, o también llamado tradicionalmente “tercer ojo”.

¿Cómo realizar Hakini Mudra?

Encontrar un ambiente tranquilo y sentirse relajado mediante la respiración. Ahora tienes que juntar las yemas de todos los dedos de tu mano izquierda, con las yemas de la mano derecha, tal y como se indica en la foto. Una vez creado el mudra sitúa las manos a la altura del Chakra Plexo Solar.

Si deseas utilizarlo como herramienta para conseguir tus deseos lo que debes hacer es proyectar una imagen de lo que deseas mientras realizas este mudra. Haz la petición tantas veces como desees. También puedes acompañarlo con algún tipo de meditación.

Si aparecen otros pensamientos, apártalos y vuelve de nuevo a concentrarte. Permanece libre y relajado cuando ejercites este mudra. No te inquietes si al principio te desconcentras con facilidad, piensa que cada vez que te fuerzas en dirigir tu pensamiento para centrarte en la respiración, estás ejercitando tu cerebro.

El Hakini Mudra se puede practicar siempre que se quiera y se necesite. También te será de utilidad si tienes que concentrarte en algo durante bastante tiempo, necesitas tener buenas ideas y quieres retener lo que lees.

Esta posición de los dedos ha sido profundamente estudiada por los científicos, y se ha comprobado que estimula el trabajo conjunto de los dos hemisferios del cerebro, el derecho y el izquierdo. En la actualidad se recomienda también en cursos de entrenamiento de la memoria y la atención consciente.

Beneficios de Hakini Mudra

  • Estimula la actividad cerebral, es muy beneficioso para el cerebro hiperactivo.
  • Ayuda a mejorar la concentración y la atención consciente.
  • Promueve la actividad equilibrada de los dos hemisferios, derecho e izquierdo, de nuestro cerebro lo que crea una sensación de calma y permite un pensamiento claro, intuitivo y sabio.
  • Es muy útil en casos de confusión o desesperación, puesto que nos ayuda a despejar la mente y clarificar nuestras ideas y sentimientos.
  • Nos ayuda a centrarnos en una tarea o idea, revitalizando nuestra actividad cerebral.
  • Nos ayuda a profundizar en la respiración, regenerando la energía de nuestros pulmones y oxigenando nuestro cerebro, lo que repercute en un mejor funcionamiento de todo nuestro organismo.
  • Fortalece la memoria y previene la pérdida de la misma.

Al adquirir el buen hábito de ejercitar cada día este hakini mudra, notarás como te concentrarás cada vez con mayor rapidez en todos los aspectos de tu vida, así como realizarás todas tus tareas diarias con una mayor fluidez.

Además sentirás como la sensación de agobio y estrés que te producía el no llegar a todo, el no tener tiempo para hacer todo lo que tenías pensado realizar, van desapareciendo y con gran satisfacción comprobarás que te sobra tiempo para ti.

 

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".