SIGNIFICADO DE AGRADECER 3 VECES

La Gratitud es la mayor expresión del amor y es la gran multiplicadora de la vida. Cuando nosotros agradecemos estamos diciéndole al universo lo bendecidos que somos por existir, por ser afortunados, por vivir el aquí y el ahora. Estamos diciéndole a nuestro Dios, al Universo, a la vida, la gratitud que sentimos por el solo hecho de existir.

Agradecer es un acto que genera bienestar. La gratitud de por sí es uno de los principios de vida más importantes que hay. Cuando agradeces de corazón, estás entregando parte de tu buena energía. Y es aquí, donde justamente tiene lugar esa ley que dice “recibes lo que das”.

¿Por qué agradecer 3 veces?

Cada vez que escribes la palabra Gracias 3 veces, estás aumentando la concentración de gratitud en tu vida, porque es el número matemático para toda nueva creación en el universo. Entonces, cuando dices gracias tres veces seguidas, estás usando el número mágico de la creación.

Simbólicamente con el tres nos referimos a varias cosas que tienen lugar en el universo. Quizá no lo sabías, pero detrás de este gesto se esconde algo muy espiritual. El número 3 representa algo que se ve como un todo. El número tres puede representar la totalidad humana: cuerpo, mente y espíritu.

Por ejemplo: en la biblia, también se habla de que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo; las dimensiones del tiempo son 3: pasado, presente, futuro; los estados del agua son 3: sólido, líquido y gaseoso, y el Universo tiene 3 planos de manifestación: físico, mental y etérico. Así pues, agradecer tres veces, también tiene su trasfondo.

Entonces cuando yo digo, pienso o escribo 3 veces la palabra «gracias», hago esto:

Gracias por todo lo que soy.
Gracias por todo lo que tengo.
Gracias por todo lo bueno que ahora fluye hacia mí.

Dar las gracias es un acto muy positivo que envuelve pureza, profundidad y poder, además te ayudará a estar más en paz contigo mismo. Por lo que, si agradeces tres veces de corazón a Dios o al Universo, lo que estás haciendo es decretar un cambio de actitud, un cambio de estado de ánimo y una manera diferente pero positiva de ver las cosas.

Asimismo, cuando des las gracias tres veces, abrirás las puertas de tu corazón para albergar amor, generosidad, seguridad, confianza y bienestar.

Decreto de agradecimiento

“Gracias por lo que soy.
Me considero afortunado por ser como soy, con lo bueno y lo malo.
Gracias por las ganas que tengo de vivir,
por superarme y por la forma en que veo las cosas.
Gracias al ser supremo por lo aprendido,
por lo que siento y por el amor e ilusión que tengo.
Gracias por las ganas y fuerza que tengo para afrontar todo.
Gracias por lo que necesito para mi futuro
y por la persona en la que me quiero convertir.
Así lo decreto.
Hecho está,
gracias, gracias, gracias”.

Cuando das las gracias por algo tres veces, estarás agradeciendo lo que eres, lo que tienes, y lo que viene en camino, si agradeces al universo tres veces estarás decretando prosperidad y abundancia a tu vida. Gracias, gracias, gracias.

«Si eres agradecido, cosas buenas llegarán a tu vida».