Recomendados

¿PARA QUÉ TE AFLIGES TANTO?

¿Para qué te afliges tanto? ¿Por qué fabricas tu infierno? ¿Acaso se te ha olvidado que eres de verdad eterno. Si tomas conciencia de ello, nada puede hacerte daño, ni lo que pase mañana ni lo que ha pasado antaño.

Nadie puede lesionar a tu espíritu encarnado: es solo el ego el que cree que puede ser lastimado. Pero la cuestión central, la que todo lo salpica, depende de esta respuesta: tú…, ¿con qué te identificas?

¿Con el envase del cuerpo? ¿Con tu sentir transitorio? ¿Con tu pensamiento errante, ya gris, ya contradictorio? ¿O con tu Núcleo Central, el permanente, el estable, el que lo ve pasar todo tras su sonrisa inmutable?

Vas y vienes…, vas y vienes en tus viajes de servicio, y en tu película no hay ni terminación ni inicio. Y si ves la cinta entera comprendes que es de ficción, y entiendes que su tejido está hecho de ilusión.

Y que las penas vividas solo son cuadros mentales, espejismos sin sustancia, simples sombras fantasmales. Y en ese momento entonces tu preocupación actual, empieza de alguna forma a parecerte irreal.

Y allí es tu alma quien te muestra lo vano de tu quebranto, mientras te dice bajito: “¡¿para qué te afliges tanto?!”.

Poema de Jorge Oyhanarte

About Aleja

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.