TU TRANQUILIDAD NO ES NEGOCIABLE

TU TRANQUILIDAD NO ES NEGOCIABLE

La tranquilidad es un estado mental que nos permite sentirnos en paz y equilibrio emocional, sin estrés y con una sensación general de bienestar. Es importante tener en cuenta que la tranquilidad no es lo mismo que la comodidad o la falta de desafíos. De hecho, podemos sentirnos tranquilos incluso cuando enfrentamos desafíos y obstáculos.

Cuando estamos en un estado de tranquilidad, somos capaces de tomar decisiones más sabias y conscientes, y de disfrutar de la vida de una manera más plena. Sin embargo, muchas veces nos encontramos en situaciones en las que esa tranquilidad se ve amenazada. Ya sea por una relación tóxica, un trabajo estresante, una mala gestión financiera o cualquier otra cosa que nos cause ansiedad y malestar.

Encontrando tu poder interior

A menudo nos damos cuenta de que la felicidad y la tranquilidad no dependen de tener a alguien a nuestro lado, sino que reside en nosotros mismos. Tenemos el poder y la capacidad de hacernos felices a nosotros mismos, ya sea a través de nuestras pasiones o haciendo lo que nos gusta, en lugar de depender de alguien más para nuestra felicidad.

Llega un momento en la vida en el que dejamos pasar momentos y situaciones que no nos aportan nada valioso, y que simplemente nos desgastan mental y emocionalmente. En lugar de eso, aprendemos a enfocarnos en lo que es verdaderamente importante para nosotros y nos alejamos de aquello que nos quita la paz y la tranquilidad.

A medida que maduramos, aprendemos a ser más selectivos con nuestras amistades y a valorar la calidad por encima de la cantidad. Nos damos cuenta de que las verdaderas amistades no necesariamente implican estar en contacto todos los días, sino de contar con aquellas personas que sabemos que siempre estarán ahí para nosotros, sin importar la frecuencia de nuestras interacciones. Son las personas en las que podemos confiar y que nos brindan su apoyo incondicional, cualquier día y a cualquier hora del año.

¿Por qué es importante poner límites?

En la vida, a menudo nos encontramos en situaciones en las que se nos pide que hagamos compromisos para mantener una relación o conseguir algo que queremos. Pero hay una cosa que nunca deberíamos estar dispuestos a sacrificar: nuestra tranquilidad.

Cuando ponemos límites en nuestras vidas, estamos diciendo que nuestra tranquilidad es importante y que no estamos dispuestos a sacrificarla por nada ni por nadie. Esto no significa que no estemos dispuestos a hacer concesiones o sacrificios por las cosas que son importantes para nosotros, pero sí significa que no vamos a permitir que nuestra tranquilidad sea comprometida.

Por ejemplo, si tienes un trabajo que te causa mucho estrés y ansiedad, pero que te paga bien, puede ser tentador seguir adelante y tratar de aguantar la situación para mantener el ingreso. Sin embargo, si esta situación está afectando gravemente tu salud mental y física, entonces puede ser el momento de establecer límites y buscar un trabajo que sea menos estresante.

Lo mismo sucede en nuestras relaciones personales. A menudo, las personas nos piden que hagamos concesiones en nuestras relaciones para mantener la paz o la armonía. Pero si estas concesiones implican sacrificar tu tranquilidad, entonces es importante establecer límites y decir «no».

Recuerda que no tienes que justificar tu decisión de priorizar tu tranquilidad. Es tu derecho y responsabilidad cuidar de tu propio bienestar emocional. Tu tranquilidad no es negociable. No vale la pena renunciar a ella por nada ni por nadie. No importa cuánto dinero les dé. Recuerden que su tranquilidad es el tesoro más valioso que tienen. Y aunque a veces pueda parecer difícil de conseguir, es algo que solo ustedes pueden proteger.

No permitan que nadie les quite esa sensación de paz y equilibrio que tanto valoramos. Aprendan a decir «no» cuando sea necesario, a poner límites saludables en sus relaciones y a tomar decisión

«No dejes que la necesidad de aceptación y aprobación te haga renunciar a tu propia voz interior».

Por Aleja Bama

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".

MIRA TAMBIÉN

PADRES SOBREPROTECTORES

PADRES SOBREPROTECTORES

La llegada de un hijo a la vida de una pareja marca el inicio de …