Consejos del Conejo
PARA TI MUJER, QUE MERECES SER AMADA Y NO LASTIMADA PARA TI MUJER, QUE MERECES SER AMADA Y NO LASTIMADA
Has dejado pasar tantas cosas, siempre con la ilusoria esperanza de que las cosas pasaban por algo, de que mañana sería mejor o simplemente... PARA TI MUJER, QUE MERECES SER AMADA Y NO LASTIMADA

El tiempo muchas veces es ingrato y cruel con aquellas que a pesar de las circunstancias han intentado dar lo mejor de sí, solo con la finalidad de que todo el mundo sea feliz, sin importar incluso que su propia felicidad se encuentre en riesgo, esa eres tú, hermosa mujer.

Tengo la certeza de que aún guardas en tu corazón todas las cicatrices de aquellos días en los cuales pensabas a ciencia cierta de que las cosas serían distintas y que resultarían tal como tanto lo anhelabas, sin embargo las personas somos seres imperfectos y les fallamos a los que tanto nos aman; te has sentido triste, traicionada, desilusionada, amargada, incluso han habido días en los que ni siquiera tienes la fortaleza de levantarte de la cama para seguir fingiendo que todo está bien.

Has dejado pasar tantas cosas, siempre con la ilusoria esperanza de que las cosas pasaban por algo, de que mañana sería mejor o simplemente pensando que un error lo comete cualquiera y soñando que alguna vez las cosas serían diferentes.

Has dejado que te maltraten, por no tener el valor de decir basta, porque aun con lágrimas en los ojos y rasguños en el corazón, continúas amando al idiota aquel que tanto daño te ha causado, has permitido que te humille, sólo por ser diferente, has dejado que pinte tu cara de color púrpura, sólo por el miedo repentino de perder aquello que tantos años te ha costado conseguir, dejando finalmente que todo el dolor se convierta en un silencio irrompible.

Pero a pesar de todo sigues en pie, sigues cada día iluminando al mundo con una sonrisa en los labios, perdonando de todo corazón a los que un día te fallaron, entregando segundas, terceras e incluso infinitas oportunidades a quienes que desde el fondo de tu corazón, sabías que no las merecían.

Hoy querida amiga es el día para decir Basta y salir corriendo por un futuro libre de amarguras y tristezas, hoy el día de darte cuenta que eres una mujer maravillosa, digna de las mejores riquezas del mundo, es el día para darte cuenta que eres la perfecta creación de la naturaleza, aquella capaz de dar vida y curar con amor y cariño miles de corazones rotos.

Eres hermosa y aunque no te lo digan a diario, tú y sólo tú cuentas con todas las herramientas necesarias para ser feliz por ti misma, por lo tanto a los únicos que debes permitirles el paso es aquellos que te llenen de alegría e iluminan de colores todos los días de tu vida; a los que hagan lo contrario, invítales cordialmente a irse y dejarte en paz, porque para tener días grises acompañados de lágrimas, no tienes tiempo y mejor aún, no los mereces por ser el regalito del cielo para este Universo incompleto.

El dolor y la amargura no son los mejores compañeros, tienes un corazón que late a mil por ciento, por ello puedes hacer lo que quieras hacer, pon tus sueños en una bandeja, ordénalos y comienza poquito a poquito a luchar por ellos, créeme que al comienzo será difícil, incluso habrán noches en las que creas que no eres capaz, pero dormirás y al otro día entenderás que aquello sólo fue una pequeña caída y que es momento de continuar, no hay mal que dure cien años.

Así avanzaran los días, al igual que una montaña rusa, con altos y bajos, con detenciones, con miedo, con inseguridad, con ansiedad, pero te aseguro culminando con una plenitud que sólo decir misión cumplida te podría brindar.

Cada una de nosotras está orgullosa de ti, porque todas sabemos por lo que pasas a diario, por el miedo que tienes de abandonar a tus hijos pequeños y dejarlos al cuidado de otros, sólo por tener un mejor puesto de trabajo, sabemos las miles de noches que te duermes entre lágrimas por ver el sufrimiento de tus hijos; conocemos aquella soledad repentina que se presenta en días de invierno; sabemos el dolor que te causó dejar ir al amor de tu vida, sólo porque él no sentía lo mismo por ti; sabemos que cargas el mundo en tus hombros; sabemos lo difícil que es ser mujer, hija, madre, hermana, prima, sobrina, vecina, trabajadora, jefa, amiga, dueña de casa, estudiante…

En fin, sabemos los infinitos roles que debemos asumir y la tristeza que nos embarga por las muchas veces en que con el dolor de nuestro corazón, no podemos cumplir cabalmente con cada uno de ellos, porque se nos agota el tiempo… Y como sabemos todo eso, también sabemos lo fuerte que eres, la gran mujer en la que te has convertido, en el ser más dulce y tierno que existe en el planeta; lo único que te podemos pedir es que no te rindas nunca, que te sigas esforzando día tras día, porque para cambiar el mundo aún nos falta mucho por hacer. Te pedimos de todo corazón que permitas que te quieran de la mejor de las formas posibles, con ternura, sin ser lastimada y mucho menos compartida, recuerda por siempre querida amiga que:

Tú eres capaz de ser quien quieras ser y que la única barrera existente, se encuentra en tu cabeza. Eres única y mereces todo el amor del mundo. En definitiva, eres una hermosa mujer.

-Emily Urrejola-

Aleja Editora

No comments so far.

Be first to leave comment below.