10 REGLAS QUE TODOS LOS PADRES DEBEN SEGUIR

Hay situaciones y momentos para las que el ser humano no está preparado. Una de ellas y probablemente la más dolorosa es la pérdida de un hijo. Es un dolor para el que no hay consuelo, es antinatural y desafortunadamente son muchos los padres que enfrentan cada día grandes batallas por sus hijos.

Enfermedades y condiciones de salud separan a muchas familias, se llevan hijos y dejan a los padres para buscar un nuevo sentido a sus vidas, después de la gran pérdida. Cuando esto ocurre la resiliencia es la única manera de seguir hacia adelante aunque el dolor siga pesando en el corazón de estos padres.

Esto mismo le ocurrió a Richard Pringle, un padre que tuvo que vivir la muerte de su pequeño hijo Hughie con tan solo 3 años, resultado de una hemorragia cerebral causada por una condición con la que nació el niño. Este traumático hecho le hizo darse cuenta de lo verdaderamente importante en la vida.

Un año después del fallecimiento de su pequeño este padre valeroso, resiliente y con el dolor más profundo de su corazón escribió estas 10 reglas que todos los padres deberían seguir para disfrutar plenamente de sus hijos.

Hoy queremos compartir con ustedes este mensaje emotivo que nos hace reflexionar sobre la relación que tenemos con nuestros hijos y cuánto debemos valorar cada momento al lado de ellos.

10 Reglas que todos los Padres deben seguir

El amor que existe entre padres e hijos es tan intenso y verdadero que es difícil de explicarlo con palabras.

  1. Todo el amor y los besos de tu hijo nunca serán «demasiado».
  2. Siempre tienes tiempo. Detén lo que estás haciendo, aunque sea por un minuto. Nada es tan importante que no pueda esperar.
  3. Toma tantas fotos y películas como puedas, porque algún día esto será todo lo que tendrás.
  4. No gastes dinero, gasta tiempo. ¿Crees que importa lo que gastas? ¡No importa! Lo que importa es lo que haces. Salta en un salto, camina, nada en el mar, construye un campamento, diviértete. Eso es todo lo que quieren. No recuerdo nada que compré para mi hijo, solo lo que hice.
  5. Canten juntos. Mis recuerdos más felices con mi hijo son de él sobre mis hombros o en el auto, y nosotros cantando nuestras canciones favoritas. Los recuerdos se crean con música.

  6. Disfruta de las pequeñas cosas. Estar juntos por la noche, dormir, leer cuentos, cenar juntos, pereza dominical. Disfruta de los pequeños momentos. Son lo que más extraño. No dejes que pasen desapercibidos.
  7. Siempre dale un beso de despedida a tus seres queridos. Y si te olvidas, vuelve y bésalas de nuevo. Nunca se sabe cuándo será la última vez que tengas esa oportunidad.
  8. Haz divertidas las cosas aburridas. Sé tonto, cuenta chistes, ríe, sonríe y diviértete juntos. Serán tareas aburridas, solo si las haces de esa manera. La vida es demasiado corta para no divertirse.
  9. Lleva un diario. Escribe todo lo que hace tu pequeño. Las cosas divertidas que dicen, las cosas lindas que hacen. Solo hicimos estas cosas después de que Hughie se fue. Queríamos recordar todo. Ahora lo hacemos por Hettie, y lo tendremos todo por escrito cuando seamos mayores.
  10. Si tienes a tu hijo contigo, dale un beso de buenas noches. Desayuna con él, llévalo a la escuela, a la universidad, mira cómo se casan. ¡Eres bendecido! ¡Nunca olvides eso!

Agradecer cada mañana por lo afortunados que somos por tener a nuestros hijos o por tener nosotros una buena salud, porque eso, no se paga con dinero. La tranquilidad de que los tuyos están sanos y felices, eso no se puede comparar con nada.

Nunca sabemos lo que nos podrá deparar el mañana, por eso es tan importante disfrutar con nuestros seres queridos del hoy, así que puedes empezar a aplicar todas las reglas hoy mismo.

Si conoces a alguien que necesite ver este mensaje, compártelo.

«La paternidad es el trabajo más duro en la vida. Eres el responsable del desarrollo físico, emocional y mental de otro ser humano».