TE AMÉ LO SUFICIENTE

TE AMÉ LO SUFICIENTE

El amor de una madre hacia sus hijos es uno de los sentimientos más fuertes y profundos que existen. A lo largo de la vida, los hijos no siempre son conscientes de las batallas que sus padres han librado por ellos, de los sacrificios que han hecho y de las decisiones difíciles que han tomado para guiarlos por el camino correcto.

A continuación quiero compartir con ustedes una hermosa reflexión sobre el amor incondicional que sienten los padres por sus hijos y sobre las decisiones difíciles que tomaron para asegurarse de que sus hijos tuvieran una vida feliz y satisfactoria.

Mensaje de unos Padres

Algún día, cuando mis hijos sean lo suficientemente grandes para entender la lógica que motiva a las madres y padres, les diré:

Te amé lo suficiente, como para preguntarte dónde ibas, con quién y a qué hora regresarías a casa.
Te amé lo suficiente, cómo para insistir que ahorrases para comprarte eso que tanto querías, aunque tus padres pudiésemos haberlo comprado.
Te amé lo suficiente, como para callarme y dejarte descubrir que tu mejor amigo era un patán.
Te amé lo suficiente, como para «fastidiarte» insistiendo en que arreglaras tu cuarto, lo que yo habría hecho en un momento.

Te amé lo suficiente, como para dejarte ver mi ira y lágrimas reconociendo no ser una madre o padre perfecto.
Te amé lo suficiente, como para dejar que asumieras la responsabilidad de tus acciones.
Te amé lo suficiente, como para enseñarte que la vida no es fácil y que a veces hay que trabajar duro para conseguir lo que se quiere.
Te amé lo suficiente, como para decirte que no siempre ibas a ganar y que a veces tendrías que aceptar la derrota con humildad.

Te amé lo suficiente, como para ser honesta contigo y decirte la verdad aunque pudiera dolerte.
Te amé lo suficiente, como para apoyarte en tus sueños y metas, aunque no fueran las mismas que yo tenía para ti.
Te amé lo suficiente, como para decirte que no importa cuántos amigos tengas, lo importante es tener amigos verdaderos y leales.
Te amé lo suficiente, como para dejarte tomar tus propias decisiones, aunque yo hubiera hecho las cosas de manera diferente.

Te amé lo suficiente, como para no solucionar todos tus problemas por ti, para que aprendieras a resolverlos por ti mismo/a y a ser más independiente.
Te amé lo suficiente, como para no juzgarte por tus errores, sino para ayudarte a aprender de ellos y a crecer como persona.
Te amé lo suficiente, como para no dejarte siempre ganar en los juegos, para que aprendieras a aceptar la derrota y a ser más resiliente.

Pero sobre todo…. Te amé lo suficiente, como para decirte que no cuando sabía que me ibas a odiar por ello.
Esas fueron las batallas más difíciles para mí. Pero estoy contenta de haberlas ganado ya que al final también las ganaste tú. Té amé lo suficiente, como para estar presente en cada momento importante de tu vida, para apoyarte y amarte incondicionalmente, pase lo que pase.

Y algún día, cuando tus hijos sean grandes como para poder entender la lógica que motiva a los padres, tú también les dirás: «Te amé lo suficiente, como para hacer todo lo que hice por ti».

Aunque a veces no lo parezca, todo lo que hacemos como padres y madres es porque los amamos profundamente y queremos lo mejor para ustedes. Aunque a veces tengamos que ser firmes y decirles que no, aunque a veces tengamos que llorar de frustración y agotamiento, todo eso lo hacemos con amor y con la convicción de que ustedes merecen lo mejor.

Algún día, cuando sean padres o madres, entenderán esto más claramente. Y cuando llegue ese momento, espero que recuerden todo lo que hicimos por ustedes y que sigan nuestro ejemplo, amando y cuidando a sus hijos de la misma manera en que nosotros los amamos a ustedes.

«La mayor alegría que una madre puede tener es cuando siente que ha criado a su hijo bien, que se convierte en una persona buena, una persona honesta y valiente». -Tenneva Jordan

Por Aleja Bama

Imagen principal: Arte de Katie M. Berggren

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".

MIRA TAMBIÉN

COMPORTAMIENTOS QUE CAUSAN DOLOR PROFUNDO A TU MADRE

COMPORTAMIENTOS QUE CAUSAN DOLOR PROFUNDO A TU MADRE

Solemos escuchar que «solo cuando seas madre te darás cuenta de lo que te estoy …