AFIRMACIONES POSITIVAS DIARIAS PARA TU CRECIMIENTO PERSONAL

Si los pensamientos crean nuestra realidad debemos de ser cuidadosos en el día a día ya que con ellos estamos co-creando nuestra realidad. Cada pensamiento emite una frecuencia vibratoria que atrae a su semejante frecuencia debido a la ley de la atracción. Pensamientos que se mantienen en el tiempo terminan manifestándose en nuestra realidad. Pero ojo; estos pensamientos han de ir en consonancia con nuestras acciones.

Si nosotros decretamos salud no podemos estar sumergidos en una situación de no cambio, es decir, comiendo mal, fumando, bebiendo en definitiva, no podemos decretar algo y por otro lado estar haciendo lo contrario. Se crea un conflicto interno.

Pese a todo esto, para muchas situaciones los decretos o estas afirmaciones positivas funcionan a lo largo del tiempo ya que al final la mente interioriza de alguna manera los pensamientos. Hemos de tener claro que si dirigimos nuestros pensamientos hacia la salud, la abundancia, prosperidad etc., vamos a recibir un beneficio mucho más mayor y en mayor brevedad de tiempo si están unidos con lo que hacemos al respecto. Está directamente relacionados con la acción.

Es decir y para que quede claro de una manera fácil de entender; si nosotros como seres conscientes indicamos al universo que no sólo estamos dispuestos a decretar salud o prosperidad en nuestras vidas, sino que actuamos en consecuencia (cuidar la alimentación, salir de entornos nocivos, estudiar aquello que nos gusta, emprender y tomar acción en proyectos que nos apasionen etc.) estaremos sellando una elevada frecuencia y como lo semejante atrae a lo semejante, tendremos lo que hemos pedido. Suena fácil, sin embargo muchas personas entran en conflictos con sus creencias, no quieren cambiar su situación o no creen en estas “leyes” y seguirán ancladas en el sitio de siempre, actuando de la misma manera y esperando cambios.

“Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos.Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino” – Mahatma Ghandi

Consejos para comenzar a dirigir tus pensamientos

  1. Observar tus pensamientos: aquieta tu ajetreada mente, haz 5 respiraciones completas profundas y relájate… (tu mente va y viene, no es capaz de callarse, haz la prueba y verás de lo que te hablo). Una vez que estés relajado observa todo “el ruido mental” que está generando. Son pensamientos que no te van a ayudar por lo que has de aprender a relajarte y aprender a dirigir tu mente Sin forzarla a un espacio de calma donde todo fluye. Recuerda que la química que genera tus pensamientos, te hacer reaccionar siempre de la misma manera. En un estado de calma y de quietud, pensamos con claridad, no tenemos interferencias y podemos reescribir la información de la mente.
  2. Aprende, el aprendizaje sobre nuevos temas genera nuevas conexiones neuronales.
  3. Sonríe más, ríete, no hagas un drama de todo. El sentido del humor mueve montañas. Ríete de ti y de lo que piensas, como si fueras el observador. Hay un ejercicio que es muy practico; coge un lápiz y mantenlo en la boca por 5-10 minutos al día. Si te das cuenta, la expresión es como si estuvieras riéndote todo el tiempo, y el cerebro no distingue de si la sonrisa es verdadera o ficticia. Con esto logramos grandes beneficios en nuestro estado de salud por los químico que esta acción genera.
  4. Escucha audiolibros, afirmaciones positivas como las que mostramos en el vídeo, evita la televisión e informaciones negativas.
  5. Busca recuerdos positivos, conéctate a esos sentimientos las veces que puedas. Visualizar los momentos felices que ocurrieron en el pasado genera endorfinas.
  6. Cambia tu diálogo interno, trátate de otra manera, no hagas mención a tus dolencias, ya que le das fuerza sobre tí. El lenguaje, pueda llegar a ser destructivo. No seas duro contigo mismo. Ensalza y verbaliza tu grandeza como ser único que eres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com