LOS EMPÁTICOS NO PUEDEN ESTAR CERCA DE ESTE TIPO DE PERSONAS

Una persona empática es aquella que tiene la capacidad para poder captar y entender que siente o piensa otra persona, incluso puede ponerse en su lugar y sentir sus emociones como propia.

Son extremadamente sensibles a los sentimientos y a la energía de cada persona. Este tipo de persona puede darse cuenta de inmediato si estás siendo honesto o estás mintiendo.

Para una persona empática hay ciertos tipos de personas de las cuales no les es fácil permanecer cerca. No soportan estar rodeados de individuos falsos, problemáticos y mentirosos.

Puesto que un empático puede sentir los sentimientos de otras personas, puede decir cuando los sentimientos de alguien no coinciden con lo que realmente dice. Debido a esto, hay cinco tipos de personas de las cuales no pueden estar juntos por mucho tiempo.

1. Persona demasiada dura

A un empático le gusta alguien que es genuinamente fuerte porque ha experimentado mucho en la vida o ha trabajado duro.

Sin embargo le es difícil lidiar con gente que se hace pasar por fuerte. Cuando alguien es grosero con un mesero porque se siente superior o piensa que tiene el control, un empático no puede soportarlo. Les es difícil permanecer al lado de alguien grosero o que se enoje sin razón. Si alguien es un acosador, el empático instantáneamente quiere salir de la habitación.

Afortunadamente, este tipo de persona tiende a evitar a los empáticos. En la mayoría de los casos, el empático no tendrá que aguantarlos por mucho tiempo.

2. Personas dramáticas

Todos nos hemos encontrado con gente a la que le gusta hacerse la víctima. Hablan de lo mucho que odian el drama, pero todo lo que hacen es traer drama a sus vida. Este tipo de persona está de acuerdo con chismorrear sobre los demás, pero al instante se ofenden cuando alguien dice algo sobre sus propias acciones.

Un empático tiene el don de la curación emocional. Cuando eres amigo de un empático, es la persona a la que recurres en busca de ayuda cuando te encuentras en una situación de confusión emocional.

Aunque esta es una de las fortalezas de un empático, también es una gran debilidad. Cuando alguien siempre causa drama y luego se hace la víctima, el primer impulso del empático es ayudar. Entonces, se dan cuenta de que esa persona solo quiere que todos se compadezcan de ella. Prefieren que alguien defienda su argumento a tratar de encontrar una solución viable.

3. Personas manipuladoras

La mayoría de las personas ni siquiera se dan cuenta cuando están siendo manipuladas. Un empático puede decir rápidamente si alguien está mintiendo o manipulando. Desgraciadamente, el empático atrae a este tipo de personalidad gracias a su amabilidad y comprensión.

Mentirosos y manipuladores tratan de usar al empático, pero el empático se dará cuenta rápidamente.

4. Personas que se hacen pasar por lo que no son

Los empáticos no pueden lidiar con este tipo de personas. Las personas falsas fingen que son más atractivas, más ricas o más exitosas de lo que realmente son. Podrían fingir su vida completa. Mientras que todos queremos presentar una buena imagen al mundo, la gente falsa lleva esto demasiado lejos. Ellos no se quieren a sí mismos tal cual son, sino que quieren mostrarle una imagen diferente al mundo.

Un empático no tiene tiempo para tratar con este tipo de personas. Estarán encantados de ayudarte a resolver los problemas y de proporcionarte apoyo moral. Si no puedes aceptar quién eres, el empático no puede hacer nada por ti. Un empático no puede ayudar a las personas falsas porque no hay nada real en su personalidad que pueda resolverse.

5. Personas que quejan de todo

Un empático siente las emociones profundamente. Se conectan instantáneamente con lo que sientes y lo que quieres de la vida. Cuando alguien se queja constantemente, se siente agotado por su capacidad de empatizar. Se conectan con los sentimientos en cada queja.

Un empático no puede manejar esta constante corriente de negatividad. A pesar de que quiere ayudar, está demasiado agotado emocionalmente para hacer algo. Además, el empático se da cuenta rápidamente de que nada hará feliz a este tipo de personas. Incluso cuando hay un bonito día estas personas no pueden verlo.

Los empáticos saben quiénes son y cómo se sienten. Trabajan su personalidad para convertirse en el tipo de persona que admiran. Debido a esto, pueden tener problemas para conectar con alguien que no parezca genuino. Cuando están alrededor de una persona negativa, absorben esta negatividad como una esponja.

Si eres una persona empática, deja que el mundo sepa exactamente cómo es serlo. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.