6 FRASES QUE NUNCA DEBES DECIRLE A TU HIJO

Definitivamente no es fácil ser padres, somos seres humanos y como tal, podemos llegar a perder la paciencia con nuestros hijos, sin embargo, cada día tenemos una nueva oportunidad para ser mejores padres.

Muchos padres dicen a sus hijos frases que pueden lastimarlos, enfadarlos o avergonzarlos. Son frases que se dicen “sin querer”, o que ocurren sin que uno se de cuenta. Es nuestra responsabilidad como padres considerar cuáles son los errores más comunes que cometemos, como las frases que deben y pueden evitarse por el bien de nuestros hijos.

6 Frases que nunca debes decirle a tu hijo

La violencia verbal no es la mejor solución, muy por el contrario las personas respondemos mejor cuando nos sentimos bien y cuando nos hablan con amabilidad, incluso en nuestro centro laboral. Las siguientes frases son innecesarias para educar y pueden dañar emocionalmente a tu hijo.

1. ¡Que tonto eres!

Las etiquetas se quedan grabadas como ordenes en la mente y el corazón por siempre y limitan a fijarse y cumplir metas en su vida. Evitar estas desafortunadas palabras.

2. Hasta cuando aprenderás…

Esta frase es desmotivadora. El mensaje que le estás dando a tu hijo es de que es un incapaz, un inepto, un torpe. Lo mejor es enfocarte en como ayudar a tu hijo a mejorar.

3. Se lo voy a contar a…

Es muy importante la comunicación en los padres sobre la conducta del niño. No utilizar a determinadas personas  (por lo general al padre) como amenaza, porque generas miedo en el niño y además haces lucir a la otra persona como “mala”. Tampoco utilices esta frase para avergonzar a tu hijo frente a otras personas. Háblale a tu hijo de la forma en que tu quieres que te hablen.

4. ¡Cómo molestas, me tienes harta!

Al decirle esto le estás enviando el mensaje de que tu hijo es una persona molesta, una persona que estorba y dañas su autoestima. Tener paciencia y decirle con calma que este no es el momento para lo que el niño está haciendo. La clave está en enfocarse en la conducta del momento, más no en el niño.

5. Le voy a decir al “señor” que te lleve

El mensaje que le estás dando a tu hijo es: “te voy a abandonar, un extraño te llevará y yo lo permitiré”. Esto es muy fuerte para un niño indefenso. Lo único que conseguirás con esto es generar miedos, desconfianzas, heridas emocionales e inseguridad para toda su vida. Una vez más, habla claro sobre aquello que quieres corregir y dale una consecuencia lógica sobre lo que está haciendo.

6. Ya no te voy a querer

Tú eres la persona en la que tu hijo más confía y quien debe protegerlo de todo. Al decirle está frase le envías un mensaje de rechazo y condicionas tu amor a un chantaje emocional. Lo mejor es decirle específicamente que esperas que mejore explicándole el por qué.

Estas frases hacen a tu hijo vulnerable y a ser victimas de maltrato, ya que las personas que más lo quieren, lo hacen. Los niños lo adoptan como normal y aceptan maltrato de otros, y no solo en su niñez.

Nunca dejes de hacer algo porque piensas que es tarde. Nunca es tarde para ser mejor.

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".