UNA PAREJA DEL ALMA

¿Qué significa realmente una pareja del alma? Pues se trata de un complemento nuestro que va más allá de la atracción física o una relación de pareja y tiene la capacidad de ayudarse mutuamente en el desarrollo de los niveles físico, mental, emocional y espiritual de ambos.

Las parejas compañeras del alma son aquellas que han contraído un contrato espiritual; en el nivel del alma; para ayudarse a transformar en el mejor ser espiritual que puedan.

Una pareja del alma puede ser un miembro de tu familia, o un amigo. Y puede quedarse contigo durante un corto o un largo período de tiempo, para ayudarte a aprender o experimentar algo que necesitan superar juntos. Eso depende de la lección que se haya aprendido o se haya dejado de aprender y de la naturaleza de la conexión de ambos.

El grupo de almas del cual salen tus parejas del alma, está formado por aquellos con los cuales has experimentado vidas pasadas y no todas estas relaciones se suponen que sean suaves y placenteras, porque hay cosas que debes aprender tanto en lo individual como en lo colectivo. Por lo tanto, algunas de las personas más difíciles de tu vida, probablemente sean parte de tu grupo de almas, y eso forma parte de tu aprendizaje.

Cada relación que tienes, ya sea “buena” o “mala”, te ayuda en el crecimiento y progreso de tu alma. Y las que resultan malas y difíciles, son los escalones por los cuales es necesario ascender para poder encontrar a las buenas.

Si ya has pasado a través de varias “malas” relaciones, no caigas en el patrón de la culpa y el dolor, más bien trata de evaluar qué es lo que has aprendido de ellas, que es lo que cada relación te dejó. Y si ya has logrado tener una relación feliz, apréciala y no subestimes este logro.

Recuerda que antes de buscar tu pareja del alma, primero debes encontrarte a ti mismo, escucharte, mirarte, sentirte y también debes haberte dado cuenta del verdadero propósito de tu vida y comenzado a vivirlo. Entonces comenzarás a tener una vibración que se irradiará como un rayo que te ayudará a encontrar a tu pareja del alma.

Si todavía no has logrado reconocer a tu pareja del alma, comienza por visualizar qué es lo que quieres conseguir. Cómo debe ser esa persona. Cómo te sentirás con ella. A veces las personas buscan afuera en otro lugar sin saber que tienen lo que buscan al lado.

Recuerda que las parejas del alma, no solo se trata de atracción física o de pareja, ya que se encuentran unidas espiritualmente para ayudarse, aprender y crecer juntas en este mundo. Recuerda también que en cada ciclo puede ser que tu pareja del alma reencarne en un padre y la relación que lleven sería de padre e hijo, o también podría ser una relación de hermanos, parientes, de esposos o amigos que embellecen y dan crecimiento a tu vida.

Los encuentros más importantes ya han sido planeados por las almas… antes incluso de que los cuerpos se hallan visto.

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".