Recomendados

CUANDO RECUPERES TU PODER

Todas nacemos con ese poder personal, esa conexión con nosotras mismas que, con el tiempo, perdemos. La mujer continúa priorizando muchas veces a los suyos, a su pareja, a sus hijos, a sus padres. Esas conductas llevan poco a poco a una lenta auto-renuncia, aunque por lo general es inconsciente.

Sabemos que la atención y cuidado nacen del amor. Sin embargo, el auténtico problema que surge, una vez más, es que se pierde ese contacto tan vital con la propia identidad, con las propias necesidades y la autoestima.

Cuando recuperes tu Poder

Cuando recuperes tu poder, respetarás al otro y serás respetado (o no habrá relación posible).
Cuando recuperes tu poder, no esperarás a que los demás te aprueben. Te aprobarás a ti mismo y caminarás desde tu propia seguridad.
Cuando recuperes tu poder, decidirás por ti mismo. Nadie te impondrá su opinión.
Cuando recuperes tu poder, serás tú quien marque el ritmo de tu vida, sin importar que ese ritmo sea o no el de los demás.
Cuando recuperes tu poder, la verdad válida será la que se halle en tu corazón, no la que venga de fuera como dogma.
Cuando recuperes tu poder, no tendrás que preocuparte de tu entorno: atraerás (sin hacer nada) a las personas que resuenen contigo y alejarás a las que no acepten tu modo de ser.
Cuando recuperes tu poder, dejarás de mendigar cariño: te amarás incondicionalmente a ti mismo, proyectarás ese cariño en todas direcciones y lo recibirás multiplicado.
Cuando recuperes tu poder, no habrá imposibles, solo posibilidades.
Cuando recuperes tu poder, no necesitarás conocer el «futuro». Confiarás en ti mismo y en la Existencia y crearás tu propio futuro.
Cuando recuperes tu poder, no preguntarás qué hacer: sabrás qué hacer.
Cuando recuperes tu poder, serás tú mismo, sin temor al juicio de los demás, hagas lo que hagas.
Cuando recuperes tu poder… ¡Brillarás!

Somos nuestro propio canal de curación. Desde el momento en que nos priorizamos y empezamos a tratarnos con respeto, con afecto, y a entender que todo lo conseguido, e incluso lo perdido, es una hermosa enseñanza, aprendemos a ser mucho más fuertes.

Cada mañana agradece lo que tienes. Aprende a controlar tus pensamientos y reacciones. Tú decides que enfoque le das a cualquier situación. Eres capaz de diseñar tu vida. Recupera tu poder.

Si deseas cambios en tu vida necesitas tomar decisiones y acciones diferentes.

 

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".