EL VACÍO DE TRANSICIÓN

EL VACÍO DE TRANSICIÓN

El vacío de transición es este es el periodo en el que un corazón, aún cicatrizado por amores pasados, se encuentra en una encrucijada emocional. En este estado, el alma busca sanar, reajustarse y encontrar su equilibrio perdido.

Sin embargo, este proceso no es solo interno, sino que tiene un impacto significativo en aquellos que entran en su órbita. Es aquí donde el arte de amar se vuelve complejo, donde la paciencia y la comprensión se convierten en compañeras inseparables. Adentrémonos en este viaje, donde los corazones están en una danza de esperanza, dolor y una valiente lucha hacia la libertad emocional.

En las Profundidades del Vacío de Transición

Procura no enamorarte de alguien cuyo corazón está ocupado, sea por una relación actual o por una que ya terminó hace algún tiempo, pero aún no supera. No importa qué tan genial seas, a esa persona no le va a importar tu genialidad, solo le importará que suplas el «vacío de transición».

El «vacío de transición» es la etapa en la que él o ella sale de una relación y se enfrenta al dolor de la pérdida. Durante esa etapa muchos que tenían interés en esa persona le buscarán. Entre ellas, personas que en verdad darían todo por amarle pero a esa persona no le importa.

Los Fantasmas del Pasado

¿Qué le importa? El pasado. No importa cuánto diga que no quiere volver ahí o cuando ansíe un mejor futuro, todo ello son formas de evadir la realidad del dolor sobre un pasado que no dejará ir con facilidad. En la etapa de vacío de transición, su rechazo al pasado es falso.

Cualquiera que intente darle amor genuino a quien está en el «vacío de transición», solo se causará dolor. Los recuerdos y las expectativas se entrelazan, creando una danza intrincada que puede parecer imposible de desentrañar. Si quieres evitarte días complicados elige un corazón que no albergue esperanzas inútiles, es decir un deseo por restaurar algo que no tiene razón de vida, ni tiene futuro.

Quien pasa por un «vacío de transición», no es mala persona, pero es inestable, una que está tratando de encontrarse a sí misma en medio del caos emocional. En este proceso, la estabilidad es esquiva y las decisiones se vuelven inciertas, lo que puede resultar en una montaña rusa de sentimientos para todos los involucrados.

La Danza de lo Incierto

Y alguien inestable te va poner en la lista de cosas que no sabe si quiere. Como no sabe que quiere, no sabe si debería darte una oportunidad y ante la inestabilidad la herida es inminente. Quizá la pregunta más amable y honesta que puedes hacerle a quien te interese sea: «¿tu corazón está listo para ser amado?» Y si dice no, no temas de aceptar esa realidad. Tienes dos opciones: Esperar que supere ese amor y tú soportar la travesía en el desierto o volverte el mapa de cicatrices por donde él o ella transitó camino a su libertad.

Para aquellos que están dispuestos a embarcarse en esta travesía, surge una pregunta crucial: ¿está tu corazón listo para ser amado? Es un interrogante que requiere una respuesta franca y valiente. Si la respuesta es negativa, el camino a la espera puede ser arduo, pero puede que también sea el sendero que finalmente les lleve a la libertad emocional.

«Aunque te sufro en soledad, me consuelo al entender, que fui un escalón importante en tu felicidad. Te espero en el sueño de siempre, no llegues tarde».

Por Aleja Bama

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".

MIRA TAMBIÉN

CUANDO EL NIÑO INTERIOR HERIDO GOBIERNA TUS RELACIONES DE PAREJA

CUANDO EL NIÑO INTERIOR HERIDO GOBIERNA TUS RELACIONES DE PAREJA

Las heridas emocionales de la infancia pueden tener un impacto duradero en nuestras relaciones de …