LA MAGIA DE CREER EN TI

Uno de los sentimientos fundamentales para poder alinearte y alcanzar aquello que quieres ser, hacer y tener, es la convicción de que puedes lograr tus objetivos. Esta convicción se la conoce por muchos nombres. A veces nos referimos a ella como autoestima, auto-confianza, seguridad en uno mismo o simplemente la magia de creer en ti.

Sentir la convicción de que puedes lograr tus objetivos significa concentrarte en un estado mental que te confirma a ti mismo de que puedes lograr todo lo que te propongas y de que dentro de ti cuentas con lo que se necesita para lograrlo.

La pregunta que surge en este momento es: ¿Cómo puedo alcanzar esta mentalidad que refuerce mis decisiones y acciones? ¿Dónde se encuentra aquello que necesito para comenzar a confiar en mi mismo? La respuesta es muy simple, aquello que necesitas para creer en ti mismo se encuentra en tu interior.

Muchas de las inseguridades que sientes día a día son probablemente debidas a conceptos heredados de tu familia. Esto pasa sobre todo en las personas que no han sido apoyadas positivamente por sus familias y/o entornos de crianza y que han absorbido de esta etapa prejuicios y creencias limitantes que les siguen a través del camino de la vida impidiéndoles ver las posibilidades que se abren ante ellos para crear un futuro mejor.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el pasado es inmutable, no se puede cambiar; solo queda en tu memoria. Lo que si puedes hacer es reinterpretarlo para encontrar en él las enseñanzas y las oportunidades para salir adelante. Echar culpas a otros por tu baja autoestima no debería ser una de las tareas en las que te debes centrar, por lo contrario, debes hacerte cargo del presente que tiene un valor infinito.

«Es tu responsabilidad elegir nuevas creencias y determinar tus prioridades».

Es por ello que hoy más que nunca debes elegir estar en tu propio equipo, ser tu “fan número uno”, para que de esta forma puedas impulsarte hacia las metas que te estas proponiendo y busques -y encuentres- en el camino aquello que necesitas para alcanzarlas.

Aquí te dejo algunos consejos que puedes utilizar para alcanzar ese estado mental tan necesario para poder alcanzar tus metas y construir un mejor mañana para tu vida:

No malgastes tu energía

Pensar en las cosas que están mal, en aquello que no puedes cambiar y en los errores que has cometido en el pasado no te ayudará a subir tu autoestima. En su lugar, cambia tu actitud y enfócate en lo que esta al alcance de tu mano en este momento. Centra tus pensamientos en tus fortalezas y aptitudes, analiza todas las áreas de tu vida y descubre aquellos dones que te abrirán nuevas oportunidades.

Deshazte de los pensamientos negativos

“No puedo”, “es imposible”, “es tan difícil”, “me cuesta”, “si yo fuera capaz”, “si tuviera», «si fuera», «si hiciera» «si podría”, “Ojalá me alcanzara”, y tantos otros pensamientos negativos que tenemos. Es este tipo de conversación interna la que te frena en el camino a tus metas. No te das cuenta, pero al pensarlos y sostenerlos, van minando cada vez más tu autoestima, que es ese motor que te impulsa hacia donde quieras. Vigila esas voces dentro de tu cabeza y rectifica la conversación interna para darle un giro positivo que te energice y te de las fuerzas necesarias para alcanzar tus objetivos.

Usa tu poder personal en tu beneficio y no lo entregues a otros

Concentra tus energías en tu interior, céntrate en tus fortalezas en lo que te crees capaz por ti mismo, no por lo que te digan otros de ti. Lo que los demás piensen de ti no tiene que importarte. Tienes que creer en ti mismo cuando nadie más lo haga porque eso te convertirá en ganador. Refuerza todas tus decisiones y acciones con lo que tú quieres hacer y obtener, con tus sueños y objetivos. Deja de pensar en lo que otros dicen o piensan de ti y concéntrate en ti mismo, en aquellos sueños que viven en lo más profundo de tu corazón, y si no los conoces aún, emprende un camino de búsqueda ahora.

Recuerda siempre que querer es creer, y creer es crear. Las creencias son aquellos pensamientos que aceptamos como verdaderos y que no cuestionamos. Anímate a generar un nuevo conjunto de creencias positivas que te impulsen para alcanzar todo lo que siempre soñaste.

“La magia es creer en ti mismo; si puedes hacer eso, puedes hacer que pase cualquier cosa”.  –Johann Wolfgang Von Goethe

 

 

Fuente: Gestiopolis