NO NECESITAS A ALGUIEN QUE TE COMPLETE

¿Quién dice que tienes que encontrar una pareja para ser feliz? ¿La sociedad? ¿El estereotipo de la familia perfecta que encontramos con demasiada frecuencia en la televisión, los medios de comunicación o las redes sociales?

Entiéndelo de una vez, para sentirte completo no necesitas a alguien que te complete. Esta búsqueda obsesiva del amor, ¿de qué sirve si no te sientes bien contigo mismo primero?

¿Qué nos impulsa a buscar el amor?

Responder a esta pregunta es muy simple. Miedo a la soledad. La mayoría de las veces es el miedo a estar solos lo que nos lleva a buscar una pareja. El miedo a no tener con quien compartir la vida y, por qué no, sentirse juzgado por nuestro estatus de soltero, nos lleva a vivir con ansiedad la “soledad”.

Pero en realidad, si lo piensas bien, nunca estás solo. La familia y los amigos son una parte integral de nuestras vidas y nos acompañarán, paso a paso, regocijándose con nosotros por nuestras victorias o extendiéndonos una mano cuando lo necesitemos.

Pero ¿sabes qué?, hay otra persona que estará contigo por el resto de tu vida, y esa persona eres tú. Somos nuestros mejores amigos, el mayor amor de nuestras vidas, nuestra prioridad.

Primero debemos aprender a amarnos a nosotros mismos y sólo después al resto. Además, al aprender a amarnos a nosotros mismos, ganaremos confianza en nosotros mismos e irradiaremos nuestra propia luminosidad. Será precisamente esto lo que atraerá a otras personas o un posible amor.

Pero cuidado, esto no significa que esta persona nos complete, una pareja más que nada nos perfeccionará un poco, ya nos completamos, el amor sólo será un hermoso agregado.

El amor a toda costa

Ya sabemos lo importante que es amarse a uno mismo, y si a pesar de esto, quieres seguir buscando un “amor” a toda costa, fuera de ti, cuando encuentres esa pareja, el daño sería múltiple tanto para ti como para la persona que está a tu lado.

Una relación debe ser ante todo sincera y basada en el amor real, no sólo en el deseo de tener una pareja. Obviamente, no estamos diciendo que este tipo de relación carezca de afecto, pero el amor, en una pareja, no es suficiente. Hay una diferencia sustancial entre el apego y el amor. Pensar que es otra persona la que nos completa, tal vez equivocadamente, podría privarnos de la posibilidad de conocer a la persona de la que realmente podríamos enamorarnos, lo mismo se aplicaría a nuestra pareja.

Además, ¿estamos seguros de que quedarnos con alguien que no amamos realmente puede hacernos felices? Piénsalo un momento, tener la ilusión de estar bien con alguien, de querer una vida con él, un futuro, sólo porque buscas desesperadamente el amor, ¿es mejor que estar solo pero bien contigo mismo? ¿No lo crees?

Ya nos completamos por nosotros mismos, aprendemos a amarnos, aprendemos a amarnos y a cuidarnos primero. El amor vendrá, y aunque no lo haga, ¿a quién le importa? No puedes basar tu vida en la búsqueda de otra persona cuando, en primer lugar, deberías apreciarte a ti mismo. Después de todo, es con nosotros que pasaremos el resto de nuestras vidas.

“Puedes buscar en todo el universo a alguien que merezca más tu amor y afecto que tú mismo y no lo encontrarás en ninguna parte”. Tú mismo, como todos los demás en el universo, mereces tu amor y afecto”.

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".