VIBRA ALTO Y TRANSFORMARÁS TU VIDA

¿Alguna vez te has preguntado de por qué tu vida no avanza, por qué tu vida está estancada? Probablemente tenga mucho que ver la forma en la que vibras. Vibra alto y atraerás lo mejor a tu vida.

Vibrar en una frecuencia baja, está relacionado con el temor y el miedo y dentro de esa emoción negativa se esconden las emociones como: La ira, el rencor, la envidia, el egoísmo, la depresión, etc. En cambio vibrar alto o en una frecuencia alta, es un estado o frecuencia de Amor, y esta emoción a su vez desencadena emociones como: Alegría, paz, paciencia, solidaridad, libertad, lealtad, desapego, etc.

Por otro lado, el vibrar alto, también tiene que ver con el tipo de alimentación que le brindas a tu cuerpo, como dice el dicho “eres lo que comes”.

Nosotros somos energía pura, si unes tus manos por un rato, sin necesidad de que tus palmas se toquen, va a llegar un momento en que vas a empezar a sentir una especie de calor entre ellas. Ese calor, es el campo energético de tu cuerpo, que también es conocido como tu aura. Este campo se usa mucho en disciplinas como el Reiki y en muchas otras prácticas que trabajan con la energía.

A partir de él, se concluye que la intimidad es maravillosa, ya que, cuando estos actos son consensuados bajo el amor y el deseo intenso, la pareja comparte sus campos energéticos. Ahora bien, ocurre todo lo contrario cuando hay agresión o cuando alguien se acerca a ti de forma muy violenta. En este caso, tu campo energético se rompe y tu energía se ve vulnerada.

Cuida y eleva tu campo energético

Depende de ti la energía que le des a tu vida, puesto que todos somos energía, hay quienes están vibrando en una frecuencia baja y quienes en una frecuencia de vibración alta. De acuerdo; tu vida avanzará en el momento en que tú lo decidas, pero no solo lo decidas, sino, en el momento en que abras tu mente al Amor, que es todo lo que hay.

La vibración energética que tu emanas parte principalmente de tu forma de pensar, de tu forma de sentir y de todo lo que procesas a diario. Tu campo llegará a ser alto o positivo, si actúas y vives desde el amor, la generosidad, el altruismo, la solidaridad, la empatía, la paz, la armonía, la salud o el bienestar.

Por otro lado, si tus pensamientos son constantemente negativos, vives con miedo y tienes acciones egoístas, no vibrarás alto. Así que, tú sabes qué no le hace bien a tu cuerpo, y por ende no te va ayudar en tu evolución como ser humano. Día tras día uno se encuentre con estos dos tipos de energía, y, depende de ti cuidar tu vibración.

Entonces, tú eliges con cuál de estas emociones vivir: ¿Vibrar desde el miedo o vibrar desde el Amor?

¿Cómo se puede vibrar alto?

Pues bien, lo primero que hay que hacer es tomar consciencia o aprender a ser conscientes. Dicho de otro modo, cuando logramos conectarnos con el presente, aquí y ahora. Para ello, hay que cuidar mucho de nuestros hábitos. Lo que más se recomienda para poder vibrar alto es:

1. Pasar más tiempo en conexión con la naturaleza

Desconecta aquellos aparatos tecnológicos y ve por lo natural. Encuentra un lugar donde puedas estar a solas, y relajado. Siente y mira con los ojos de tu alma eso que pasa dentro tuyo, siendo el silencio, y dejando al silencio hablar. Enfócate en eso que habías descuidado, por las distracciones y ruidos externos. Deja que tu ser hable, que los pensamientos pasen de largo, no les pongas atención, tampoco los rechaces, recuerda que aquello a lo que te resistes, persiste!

2. Respirar conscientemente

La respiración consciente siempre ayudará a establecer ese equilibrio que necesitamos para poder vibrar distinto. Esta trae calma, sirve como ansiolítico y nos permite anclar nuestra mente en el presente, de manera que podamos conseguir esa sensación de calma o de paz.

Si aparece la sensación de calma y de paz, por supuesto, desaparece el miedo. Y si desaparece el miedo, empiezas a vibrar en amor, dando lugar a lo positivo. Por otro lado, si tu respiración no es profunda o no te concentras en el acto de respirar como ejercicio de sanación, empezarás a inquietarte, a sentirte enojado, y todo esto, te guiará a tener una vibración baja.

La recomendación es que te enfoques en aprender algún ejercicio sencillo de respiración, pues esto, favorecerá mucho a tu campo energético.

3. Meditar

La meditación es muy importante, pues es una manera de establecer contacto con tu propia consciencia. Los beneficios que tiene el hecho de meditar son demasiados, y lo mejor, es que todos han sido comprobados por la ciencia. Si adoptas el hábito de meditar, tu energía o tu vibración con el tiempo se tornará positiva, lo que favorecerá a tu vida en muchos aspectos. Recuerda que los pensamiento negativos vienen a ti, porque van a venir, es normal.

Descubre tu poder vibrando alto

Mientras más alto llegues a vibrar, mejor vas a estar y más amor vas a poder a dar. Mejor será tu calidad de vida, pues llamarás a la abundancia, la prosperidad, el éxito y el bienestar.

Eso sí, no te extrañes si hay días en los que de repente, vibres bajo. En estos casos, tendrás que esforzarte para elevar tu campo energético en positivo. Tendrás que meditar, respirar, salir a caminar y volverte a centrar, hasta que desaparezcan tus miedos y vuelvas a confiar.

Cabe señalar que, cuando estas vibrando alto y tienes una alta sensibilidad, puedes sentir las energías negativas de una persona o lugar. Y al sentir estas energías densas/bajas; ya sea cuando acudes a un lugar o al estar rodeada de familiares, amigos, etc. Se siente como un desgaste de energía en el cuerpo, el cual te deja tan cansado y exhausto.

Y, esto puede afectar tu salud. Pero, ahí entra el Amor, es ahí donde el Amor debe ser reconocido. Recuerda esto siempre, y siente a tu corazón, es ahí donde están todas las respuestas.

Además para cuidar de ti y de tu energía, deberás rodearte de personas que estén vibrando alto (o sea que vibren en Amor). Y así, vibrando en Amor, sentirás y veras que todo es posible. Si cada uno de nosotros logramos vibrar alto, el mundo entero vibrará alto también. Esto último, sería maravilloso, pues estaríamos dando nuestro aporte a un mundo mejor.

Cuando uno empieza a entender el concepto de campo energético o de vibrar alto y vibrar bajo, uno termina dándose cuenta de la importancia que tiene el hecho de ser consciente.

«Los cambios no vienen con el año nuevo, los cambios vienen cuando tú decides que quieres cambiar».