RUMI: NACISTE CON GRANDEZA

Jalal ad-Din Muhammad Balkhi, más conocido como Rumi, fue un ālim (teólogo musulmán suní) y un poeta místico de origen persa. Nació el 7 de octubre de 1207 en una familia noble de místicos y falleció el 24 de diciembre de 1274.

Reconocido como uno de los mayores exponentes de la literatura mística persa del siglo XIII y fundador de la orden sufí, sigue siendo leído, estudiado y recordado en todo el mundo hasta el día hoy, después de cientos de años desde su muerte, su trabajo sigue dejando huella en el corazón de las personas que lo descubren.

Escribió poemas de una belleza y profundidad únicas. Sus enseñanzas trascienden la cultura y la religión, y la sabiduría de sus palabras siempre ha inspirado a sus lectores. Entre sus enseñanzas está la importancia de comprender la grandeza que hay en cada uno de nosotros y el impulso para actuar en consecuencia. Aquí están sus palabras:

Deja de hacerte el pequeño.

Eres el universo en movimiento extático.

«Naciste con potencial. Has nacido con bondad y confianza. Has nacido con ideales y sueños. Has nacido con grandeza. Has nacido con alas. No estás destinado a arrastrarte, así que no lo hagas. Tienes alas. Tienes alas. Aprende a usarlos y a volar. El miedo no tiene razón de ser. Es la imaginación y te bloquea como una estaca de madera bloquea una puerta. Quema esa estaca».

«Te sientas aquí durante días diciendo ‘este extraño asunto’. Usted es el negocio extraño. Tienes la energía del Sol en ti, pero la mantienes anudada en la base de tu columna».

«Eres un extraño tipo de oro que quiere permanecer fundido en el horno para no tener que convertirse en dinero. ¿Por qué voy a quedarme en el fondo de un pozo cuando tengo una cuerda fuerte en la mano?».

«Uno conoce el valor de cada artículo en venta, pero si no conoce el valor de su alma, todo es una locura. ¿Sabes lo que eres? Eres un manuscrito de una carta divina. Eres un espejo que refleja un rostro noble».

«Este universo no está fuera de ti. Mira dentro de ti, todo lo que deseas ya está ahí. Conviértete en el cielo. Coge un hacha y rompe los muros de tu prisión. Escapa».

Estas palabras son inspiradoras y nos instan a tomar una visión diferente de nuestra vida, superando nuestras limitaciones y miedos. Podemos ser todo lo grandes que queramos ser, nuestros actos y pensamientos nos lo permitirán. No debemos ponernos límites en la vida, podemos lograr todo aquello que nos propongamos. Leerlos es bueno para la mente y el espíritu.

La vida va tan rápido que se nos olvida reflexionar sobre lo que significa estar vivo. Los días están llenos de dificultades que a veces nos hacen olvidar la maravillosa que puede ser la simple existencia. Toda una vida es solo un instante en el universo, y merece la pena vivirla al máximo.

Mi alma es de otro lugar, estoy seguro de eso, y tengo la intención de terminar allí.