BENEFICIOS DEL AGUA DE AMATISTA

La amatista es una hermosa variación del cuarzo con una característica tonalidad violeta, tienen un significado y propiedades energéticas muy especiales.

Esta piedra que va desde los colores purpura al lavanda, es la llamada piedra de la espiritualidad y la sanación, por varias razones, ya que potencia la meditación y la conciencia espiritual de la gente que la posee y la toca, debido a la alta vibración espiritual.

Es una excelente gema y poderosa protectora

Nos ayuda combatiendo el estrés, las depresiones, el agotamiento mental, la violencia, y la energía negativa. Es excelente para las personas indecisas o inestables ya que favorecen la comprensión, la inteligencia, la motivación, y la persuasión.

Además proporciona calma y tranquilidad en los momentos de angustia, por lo que es una excelente piedra sanadora. La amatista es capaz de equilibrar y conectar el aspecto físico, mental y emocional del ser humano, asociándolo al mundo espiritual.

Los antiguos alquimistas usaban la amatista como limpiador de aura, ya que transforma la energía negativa en positiva, siendo esta una cualidad muy apreciada por ellos. La vibración de la amatista produce una alquimia especial.

Es importante que la piedra de amatista sea de calidad, para eso observar que las puntas y la estructura deben de estar bien formadas. Las propiedades de la amatista son iguales tanto si está pulido o está natural. El tamaño no es importante.

El Agua tiene memoria, por lo tanto tomar el agua cargada de la radiación de la gema de Amatista, sin duda alguna causará en nosotros una alquimia y transformación positiva en la parte liquida del cual también está compuesto nuestro cuerpo. Por eso es bién importante estar bien “hidratados”.

Al tomar agua de amatista por un tiempo sostenido sentirás armonía en tu cuerpo, tendrás menos situaciones que afecten tu salud, y te mantendrás en un estado de sanación cada vez más prolongado.

¿Cómo se prepara el Agua de Amatista?

La Amatista carga el agua de electrones de purificación, protección, transmutación del mal, amor compasivo y liberación de karma.

Preparación:

  • Una Amatista debidamente lavada y si se quiere previamente hervida por unos minutos.
  • Un recipiente con agua hervida.
  • Dejar cargar el agua con la amatista por 24 horas.

Instrucciones de uso:
El recipiente con el agua de amatista se puede tener en el refrigerador. Tomar el agua a diario para que nos bendiga y beneficie con sus cualidades sanadoras.

Como herramienta cristaloterapéutica abarca muchos usos y aplicaciones:

  • La vibración de esta agua equilibra ambos hemisferios cerebrales.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Ejerce una beneficiosa influencia protectora.
  • Eleva el nivel de conciencia y ayuda a definir la misión de vida, al proporcionar objetividad en las inquietudes tanto materiales como espirituales.
  • Su color hace que se considere el rayo violeta de la transmutación de lo negativo en positivo. Su vibración está relacionada con la energía de liberación, transmutación y perdón, lo que la capacita como cristal de compañía en procesos de sanación de heridas sentimentales, recuerdos dolorosos, traumas y miedos; éste es su poder alquímico: sacar lo mejor de nosotros mismos.
  • Fortalece la autoestima y ayuda en la toma de decisiones y determinaciones.
  • Es el mineral ideal cuando se está realizando terapia regresiva.
  • Puede usarse en simultaneo con Reiki u otra técnica de imposición de manos.
  • Es mineral por excelencia que podemos sostener entre las manos a la hora de meditar o relajarnos.
  • Las piedras amatistas nos aporta tranquilidad.
  • Favorece la conciliación del sueño y elimina el insomnio, si colocamos la amatista bajo la almohada.
  • Combate el estrés tanto físico como mental, aportando claridad por equilibrar de manera holística, mente, cuerpo y sentimientos.
  • Es el mineral más emblemático para recuperar la vitalidad después de una enfermedad e intervención quirúrgica.
  • Como estabilizante emocional cuando se la lleva permanentemente en contacto sobre la piel (por ejemplo, como colgante a la altura del corazón).
  • Aporta tranquilidad para superar pérdidas de familiares o seres queridos, e incluso del sufrimiento de una enfermedad grave o crónica.
  • Disminuye el estrés gracias a su influencia en el sistema nervioso.
  • Ayuda muchísimo en casos de dependencia (ludopatía, tabaquismo, drogodependencia, etc.).
  • Aporta firmeza y seguridad al carácter, personalidad y temperamento.
  • Nos ayuda a renovar la energía de nuestro organismo ya que a nivel interno, sus propiedades se integran a nivel celular.
  • Es muy eficaz en procesos de liberación de sentimientos de culpa.
  • Aporta tranquilidad, serenidad, confianza y protección en mujeres embarazadas.

La amatista es un mineral emblemáticamente femenino pero su frecuencia vibratoria favorece igualmente a hombres, niños, ancianos y adolescentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.