LAS TOXINAS DE LA CASA

No hay mayor ladrón de tu energía que un espacio desorganizado y lleno de cosas inservibles. Así que limpia, elimina y organiza.

Puede que por la rutina los objetos dentro de nuestra casa van acumulándose paulatinamente al grado de generar un desorden permanente que libera “toxinas” para nuestra vida diaria.

Así es, nuestra casa genera toxinas cuando se convierte en un sitio de acumulación de muebles viejos, artículos diversos, como ropa, electrodomésticos dañados, recuerdos antiguos, entre otras cosas, pero todo tiene solución, solo es cuestión de depurar y ordenar.

¿Te ha pasado que cuando entras a un espacio limpio y ordenado te sientes cómodo y con energía para hacer más cosas de las que te imaginabas?

Aprovecha un tiempo y ordena tus cosas, sigue los siguientes consejos, para obtener una casa ordenada y que te inspire paz y tranquilidad, además no solo ordenarás tu casa sino también cambiara tu aura y es buen comienzo para la limpieza espiritual. Así como se botan cosas que no se utiliza, el ser humanos también debe eliminar cosas internas.

  • Objetos que ya no utilizas.
  • Ropa que no te gusta o no utilizas hace tiempo.
  • Cosas rotas.
  • Viejas cartas y notas.
  • Plantas muertas o enfermas.
  • Recibos, periódicos y revistas antiguos.
  • Ropa interior vieja, con huecos.
  • Zapatos estropeados.

Acumulaciones:

  • En el sótano y azotea, las acumulaciones se vuelven sobrecarga.
  • En la entrada, restringen el flujo de la vida.
  • En el piso, nos jalan hacia abajo.
  • Encima de nosotros, son dolores de cabeza.
  • Sobre la cama, contaminan el sueño.
  • Esparcidas por la casa, sobrecarga de emociones.

Preguntas que puedes realizarte que te ayudarán con el desapego

¿Por qué estoy guardando eso? ¿Será que tiene que ver conmigo hoy? ¿Qué sentiré al liberar eso? Y con el desapego la salud mejora, la creatividad crece, las relaciones mejoran, hay mayor capacidad de raciocinio., mejora el humor.

La limpieza de adentro se refleja por fuera.

  • Evite ruidos extremos.
  • Menos luces fuertes.
  • Menos colores saturados.
  • Menos olores químicos.
  • Menos recuerdos tristes.
  • Termine proyectos inconclusos.
  • Cultive energía positiva en su casa.

Haga una limpieza general y utilice cajas para organizar. Empiece por cajones y armarios y concluya cada habitación, haga todo a su ritmo. Recuerde también que puede separar y clasificar, ya sea para donar, para tirar o para vender.

Mientras ordene, observe lo que cambia en usted. A medida en que limpiamos nuestra casa física, también colocamos orden a nuestra mente y corazón.

Practica el desapego con cosas materiales que sólo llenen tu espacio y verás como poco a poco vas a poder hacer lo mismo con situaciones más trascendentales.

Acerca de Aleja

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".

Deja una respuesta