¿QUÉ SIGNIFICA TOMAR AL PADRE?

De acuerdo con Bert Hellinger y las Constelaciones Familiares, lo primero que requerimos para tener bienestar físico y emocional es estar en armonía con nuestros padres, ya que de ellos vienen la vida y al tomarlos se nos brinda la energía y fuerza para vivir de acuerdo a lo que deseamos. Así que al igual que a mamá, a papá también debes honrarlo por su existencia, y darle un lugar en tu corazón, respetando todo lo que hubo. Esto es tomar al padre.

Tú eres quien eres gracias a una madre y a un padre que se “unieron” para darte la vida. Eres 50% mamá y 50% papá, energía femenina y energía masculina. No puedes excluir ni rechazar a ninguno de los dos, por este motivo es necesario tomar a la madre y tomar al padre por igual.

Al igual que la madre te da un tipo de energía que se relaciona con determinadas cosas en tu vida, la energía de padre se relaciona con otras: Desde las constelaciones familiares, el Padre significa:

  • La autoridad, la firmeza y la decisión.
  • De él tomas la fuerza para conseguir tus objetivos.
  • Te permite poner límites.
  • Te ayuda a saber de dónde vienes y enfocarte a dónde vas.
  • Te ofrece usar tus capacidades a todos los niveles. La posibilidad de tomar la energía del mundo, que te hace ir hacia fuera.
  • Concretar proyectos, salir del nido, avanzar en tu vida.
  • Enfocarte en la parte más social y laboral.
  • Te da la ayuda para tener un pensamiento lógico, lineal y matemático. La determinación a empezar nuevas relaciones, emigrar, cambiar de trabajo para prosperar.

Así que si te enfadas con tu padre, lo rechazas o lo excluyes, estás rechazando a la mitad de ti. No tomar al padre hace que mirar hacia tu futuro y avanzar sea muy complicado. Si lo piensas un poco, estás aquí por el aporte de papá que te dio la vida al unirse al óvulo de mamá, sin él no estarías aquí. Sin él estarías perdido en la vida.

Desde la gestación, tu relación con mamá es mucho más estrecha que con papá, con él esta relación tuvo que ser construida posteriormente al nacimiento.

Según Bert Helllinger, al padre se le toma a través de la madre, es la madre quien deja o no tomarlo. La relación madre e hijo se da desde la gestación y hasta los primeros 12 años de vida del hijo, él está contenido por su madre y lo que implica la energía femenina que lo mantiene cerca del sistema familiar y sistémicamente hablando, estar cerca del sistema familiar significa que está rodeado, protegido por todo lo que ayuda a mantener la vida, es decir, se siente a salvo. Lo que se ve es que ese dar permiso a veces puede ser traumático para la madre.

Hay ocasiones en que mamá excluye de una forma u otra a papá, a través del menosprecio, apartarlo de sus hijos o no permitiendo la relación padre-hijo. Esto conlleva consecuencias a posteriori.

¿Cuáles son las consecuencias de la exclusión del padre?

Cuando una madre impide que un hijo tome a su padre, le está negando el éxito social, le quita fuerza, le crea una personalidad llena de estrés y hace que pierda el equilibrio interno de las dos partes. Rechazar o excluir al padre hace que te quedes atascado en esa energía de lucha.

Aparecen las críticas constantes y un reclamo desde el niño, no desde el adulto. Con este reclamo sigues pidiendo lo que no te pudo dar en su momento. Y esto puede manifestarse a través de ciertas adicciones, como el alcohol, el tabaco o algunas drogas.

Tomar al padre a través de la madre:

La madre da protección, cuidado y abre a una supervivencia desde su útero. Si la madre ve al padre con amor, reconociendo en él un hombre con un linaje masculino lleno de fuerza, reconoce también a sus antecesores. Si es así, el hijo o la hija puede ir hacia el padre con fuerza.

Por este motivo, el primer paso para tomar al padre, es tomar a la madre. Tomar a mamá es tomar la vida tal cual es y al hacerlo, ella te da el permiso para tomar a papá. Es la madre quien incluye al padre en el corazón de los hijos. Si anteriormente mamá no te dio el permiso para tomarlo, quizás fue porque estaba enfrentada a el de una forma implícita o explícita. Es fundamental para hacer estos pasos de tomar a la madre y al padre tener integrados los Órdenes del Amor

¿Cómo se toma al padre?

Aquello que te gusta y aquello que no te gusta de papá, también está en ti. Tomar al padre es aceptarlo tal y como es, con sus luces y sus sombras. Con ello consigues la paz y puedes cambiar lo que no te gusta de ti. Tomar a tu padre te permite hacer tu vida de la mejor manera, tomando tu responsabilidad y hacer por ti lo que hasta ahora le has exigido a él. Al tomar al padre:

  • Consigues más claridad mental.
  • Tienes la capacidad de poner y ponerte límites.
  • Posees la fuerza para tomar decisiones.
  • Te aporta la capacidad de sentirte en paz contigo.
  • Te da la facultad para empezar negocios.
  • Obtienes más fuerza para afrontar tus objetivos.
  • Avanzas hacia la adultez.
  • Afianzas relaciones.
  • Viajas y conoces otras partes del mundo.
  • Encuentras tu proyección social.
  • Trabajas en lo que te gusta.
  • Plasmas la creatividad de lo femenino con claridad y fuerza.

Si tomas a tu padre sentirás la fuerza de la vida. Así podrás dar tu fuerza, sabiduría, presencia a tus hijos, amigos, compañeros, etc.

“Muchos problemas con los niños también se producen porque no pueden acceder al padre. Solamente la madre puede abrir el camino al padre, con lo cual tiene un poder tremendo. Pero nadie más puede franquear el camino al padre”. Bert Hellinger

 

Fuente: ramonalsinartigues.com
Ramon Alsina es terapeuta sistémico, constelador y formador.
Creador del método Playterapia.

Imagen principal: Arte de Katie m. Berggren