ORACIÓN PARA PROTEGER Y BENDECIR TU HOGAR

Así como existen buenas energías también es común toparnos con las malas energías que pueden acabar rondando nuestro hogar afectando distintos aspectos de nuestras vidas, la interacción que se da entre los miembros del hogar, su salud, alegrías, estado de ánimos, entre otras cosas.

Por esta razón, siempre es recomendable realizar diariamente alguna oración de protección para el hogar al creador del Universo para que cubra tu casa y a los integrantes de tu familia bajo su protección, alejando todas estas energías negativas y que esté lleno de bendiciones y alegrías.

Al rezar las oraciones de protección, podemos pedir al creador del Universo que proteja y bendiga nuestro hogar. Podrás pedir que cada costado de tu hogar esté bendito, que cada paso que des dentro de él estés en paz.

Entregarle a Dios la protección de nuestra casa, no se trata solamente de pedirle la protección de los bienes materiales que hay en ella, sino también la protección de nuestro hogar, de nuestra familia, es decir, de todas las personas que habiten allí.

Oración Para Proteger y Bendecir tu Hogar

Bondadoso Dios, creador del Universo y de todo lo que en él habita, en esta oración te abro las puertas de mi hogar para que habites en él, lo libres de todo mal y lo colmes de bendiciones. Señor, hoy te entrego en tus manos esta casa que Tú algún día me concediste.

Te pido que entres en ella y te lleves todo mal, angustia o tristeza. Que la oscuridad sea reemplazada por el cálido destello de tu intensa luz y que en adelante solo reinen la comprensión, la salud y la prosperidad.

Padre celestial, creador del Universo, hoy te abro las puertas de mi hogar, para que lo habites y bendigas con tu infinita misericordia y bondad. Haz de esta, mi humilde morada, tu lugar protegido, porque con tu protección de nada habré de temer.

Aleja a toda persona o maldad que quiera herir mi hogar o a mi familia, báñanos con tu amor para que nos libere de todos los miedos.

También te pido Señor, por aquellos quienes aquí moramos. Guíanos por caminos buenos y de ventura. Cada vez que salgamos de nuestro hogar, por favor protégenos de los asedios y amenazas del mundo exterior y permítenos regresar a casa con la satisfacción del deber cumplido.

Llénanos de amor y sabiduría que nos permitan seguir adelante y salir victoriosos de los retos del día a día, y al terminar la jornada, danos la dicha de reunirnos nuevamente en nuestra casa a dar testimonio de tu entrañable bondad. Aleja las discusiones y los malentendidos y ayúdanos ser una familia feliz donde solo exista amor.

Con mi corazón lleno de gratitud porque sé que me has escuchado, te doy las gracias padre celestial, creador del cielo y de la tierra. Confío en que tu manto de bendición y amor infinito se pasará sobre mi hogar y mi familia, alejando todo lo malo.

Gracias, gracias, gracias. Amén.

La familia es lo más importante que tenemos en esta vida. Pedir por la familia significa confiar nuestros seres queridos a una fuerza superior. Realiza esta oración con mucha fe y alegría, imaginado que cada rincón de tu casa es limpiada y renovada.

Diariamente se deben decretar la armonía para el hogar y para la familia. En ocasiones no se le presta la atención adecuada pero debemos recordar que un hogar debe estar lleno de paz, bendición, amor y sobre todo unión familiar.

Recuerda: Crear una rutina junto con una oración de diez minutos al día serán más que suficientes, esto ayudará a que toda la familia se mantenga en la misma sintonía y puedan fortalecer los lazos. Además. Las peticiones llegarán en más cantidad al ser más personas orando.

 

«La palabra tiene fuerza, pero la oración tiene poder».