CARTA DE AGRADECIMIENTO A LA VIDA

Nuestro paso por este mundo es muy breve y debemos saber que la vida es una maravillosa oportunidad para aprender. Nos pasarán muchas cosas buenas y también muchas cosas malas, pero todo esto formará parte de nosotros y nos ayudará a ser mejores personas y alcanzar la felicidad.

Me parece importante agradecer esta bendita existencia y llenarnos de amor hacia ella y hacia nosotros mismos. Así que doy gracias por este aquí y este ahora, por ser y estar. Porque estoy en el camino, aprendo y respiro, respiro y aprendo. De mí, del otro, de los demás, del contexto. Todo es un aprender y desaprender.

Lo que siento como lo miro, es pasajero, todo trasmuta y eso es bueno. A continuación una hermosa carta de agradecimiento hacia la vida que te hará reflexionar.

Carta de Agradecimiento a la Vida

Querida Vida:
Gracias por enseñarme a fortalecer mi Fe…
Gracias por enseñarme a agradecer todo aquello que tengo que no se puede comprar con dinero.
Gracias por enseñarme a cuidar de mi y sentir mi vulnerabilidad.
Gracias por enseñarme a mirar la frustración que a veces me asalta y me paraliza y a la vez me sacude para volver a reinventarme y volver a comenzar de nuevo…

Gracias por quitarme poco a poco las máscaras que me fui poniendo hasta llegar un punto de no reconocerme…..
Gracias por mostrarme esa sombra maravillosa a la que por muchos años le hui por miedo a confrontarla….
Gracias por enseñarme a bailar con mi luz y mi sombra…. en la sombra y en la luz.
Gracias por mostrarme que al sanar, sana mi entorno.
Gracias por enseñarme a tener el valor de elegir ponerme límites.

Gracias por reencontrarme con mi Yo compasivo para desde ahí sentir mi vulnerabilidad y soltar lo que no me pertenece.
Gracias por mostrarme que cuando me conecto conmigo mismo me conecto con mis semejantes.
Gracias por enseñarme que justamente tengo a los padres a los que les debo primero la vida y mucho de lo que soy, además de reconocerlos como mis grandes maestros de vida…

Gracias por recordarme que Soy co-creador y administrador de los dones que me han sido entregados.
¿Y qué decir del amor?… GRACIAS vida porque a pesar de tantos caminos rocosos y confusos, me mostraste que existe el amor genuino. Gracias por mostrarme que detrás de una transición siempre hay una gran bendición.
Gracias por recordarme que el perdón es una llave universal.

¡Gracias Vida!. No te me vayas, que aún tengo muchos sueños que realizar, personas que conocer, lugares que visitar, labores que compartir, experiencias que trascender y tantas, tantas cosas que descubrir. Pero, eso sí Vida, quiero aprender en amor, en paz, en armonía, en prosperidad y en gozo.

Gracias, gracias, gracias.

Podemos darle un nuevo valor a nuestra vida, y especialmente a aquellas cosas que solemos dar por descontado, recibiéndolas con el mismo sentimiento de gratitud con el que recibiríamos un regalo valioso e inesperado.

“La vida es un camino que recorremos cada día y que nos lleva por diferentes parajes, algunas veces serán hermosos y placenteros y otras, sombríos y difíciles de transitar, sin embargo entre más caminemos más experimentados seremos y a cada paso nos acercaremos más a la tan anhelada felicidad. Así que esfuérzate y da lo mejor de ti y tu camino te conducirá a un hermoso lugar. Gracias al arquitecto del Universo por brindarme la oportunidad de estar en este mundo».

“Si no estás satisfecho con tu vida, no busques culpables allá afuera pues eres tú el único responsable de quién eres y de quien llegarás a ser».