DECRETOS DE SALUD

Un decreto es una orden que le damos a nuestro subconsciente, una afirmación cargada de poder capaz de crear realidades, lo que conocemos como milagros, simplemente son la manifestación de este poder actuando y que la mayoría de las personas no pueden explicar.

El pensamiento positivo en nuestra mente es un elemento muy importante que tiene gran poder sobre lo que nos sucede en nuestras vidas.

Para alcanzar un estado pleno, es necesario tener mente positiva; por tal motivo, se realizan las afirmaciones y decretos de salud perfecta para reforzar cualquier tipo de energía y bloquear las dolencias.

Decreto de salud perfecta

En este instante, aquí y ahora, decreto mi salud perfecta.
Yo (menciona tu nombre completo) soy la vida misma, yo siento la vida respirando por cada uno de mis poros.

Mi cuerpo refleja la perfección de la creación.
Yo soy, todos mis órganos internos funcionando equilibradamente, limpiando y sanando cada célula.

Yo soy, la energía purificadora del Padre disolviendo cualquier enfermedad, dolencia, síntoma o imperfección que se quiera manifestar en mí.

Yo soy, la llama del espíritu santo purificando toda causa de enfermedad que se encuentre en mis cuerpos internos.

Yo soy, construyendo con mis pensamientos y mi energía positiva la salud perfecta.
Yo soy uno con el Padre y el Padre es perfección, no acepto nada diferente.
Yo soy la manifestación de la vida y salud que se expresan en mi cuerpo físico, mental y espiritual.

Yo entrego al universo todas mis memorias causantes de enfermedad, me libero y me siento limpio y libre de ellas.

Yo vibro en la energía más positiva, que es la energía del amor y la salud perfectas.
Mi salud perfecta se refleja en todo lo que hago y todos lo notan.

La sabiduría del Padre está dentro de cada una de mis células, purificando, sanando, iluminando todo mi cuerpo.

Recibo la energía purificadora de sanación y vitalidad.
Elijo vivir una vida llena de vitalidad que me permita disfrutar de todas las maravillas del mundo.

Me declaro en salud perfecta.
Bendigo la salud que se manifiesta en mi cuerpo, para que se multiplique y permanezca cada día de mi vida.

Desde el poder del Padre que Yo soy, decreto mi salud perfecta aquí y ahora.

Repite este decreto de salud con fe, ten la certeza de que este poder que está dentro de ti, se encuentra actuando ahora, siéntelo, decrétalo y vive en concordancia con él.

Las afirmaciones positivas nos ayudan a generar y a aumentar una creencia. Generan una auto-sugesión que expande la zona de lo que consideramos como posible, incrementando así nuestra seguridad y certidumbre de lo que podemos hacer y alcanzar. Las afirmaciones positivas son como un imán que nos ayuda a atraer lo que deseamos.

Se recomienda realizar las afirmaciones por la mañana, al poco tiempo de levantarnos. La razón por la cual funciona muy bien es porque empezamos el día de una manera distinta, comenzamos con mejor humor, vibramos con una energía mucho más positiva y estamos más abiertos a recibir cosas buenas, porque nos ponemos en sintonía con lo que acabamos de manifestar en nuestras afirmaciones.

También se recomienda hacerlo durante el transcurso del día y en la noche antes de acostarnos. Es importante que lo hagamos con conciencia y poniendo atención (sintiendo, escuchando, visualizando) a lo que estamos diciendo o escribiendo. para garantizar que todo cuanto que se piensa, se concrete en una realidad.

El cambio en las energías del pensamiento, también produce una química favorable en el cuerpo. Cuando las personas se sienten deprimidas, tristes, sin ánimo, con malestar físico, es vital comenzar a pensar de forma positiva, con ideas motivadoras.

Las emociones fuertes traen consigo que el cuerpo se debilite, atraiga dolencias de todo tipo. Todo cuanto se decreta con fe y constancia, terminará ocurriendo de manera y gracia perfecta. La secuencia “lo pensaste, lo creíste y lo creaste” denota que cuanto se desea con fe se traduce en algo concreto, son las afirmaciones y decretos de salud perfecta.

Todas estas afirmaciones se hacen siempre en tiempo presente, dando por sentado que ya ocurrió. Se trata de decretos inspiradores que hacen que hasta los problemas más grandes parezcan simples de resolver.

Afirmaciones de Salud Perfecta

Lo que dice la boca, se convierte en una sentencia. En consecuencia, se debe repetir en varias ocasiones algunas afirmaciones como las que a continuación se describen:

  • Cada célula de mi cuerpo vibra con energía y salud.
  • Mi salud es extraordinaria, perfecta, no tengo nada por lo cual quejarme.
  • Mi cuerpo es mi templo, por lo que siempre lo cuido y lo mantengo en forma. Hago ejercicio de forma constante y nunca me siento agotado.
  • Presto atención y escucho lo que mi cuerpo necesita para su salud y vitalidad.
  • La belleza de mi exterior refleja el equilibrio interior y permite que siempre luzca radiante y fresca.
  • El bienestar y la belleza son derechos que son irrenunciables y propios por naturaleza.
  • Mi alimentación es adecuada y balanceada y es justo lo que mi organismo necesita.
  • Mi alma se encuentra alojada en un cuerpo perfecto.
  • Mis pensamientos serán siempre positivos y pueden disolver cualquier tipo de problemas.
  • Tengo felicidad plena cuando cuido de mí y de todo mi cuerpo.
  • El amor que está en mi corazón, fluye por todo mi cuerpo y me hace cada vez más sano.
  • La perfecta relación cuerpo-mente y alma, sana todo mi ser.

Para lograr sincronizar mente y corazón, puede colocarse la mano en el corazón y la otra sobre el papel en donde se encuentran escritas todas las afirmaciones positivas.

El mayor regalo de la vida, sin duda alguna es la salud, si tenemos salud podemos hacernos cargo de todo en nuestra vida, tenemos lo que necesitamos para lograr nuestros sueños.

Recuerda que la causa de todas las cosas está en la mente, según el principio del mentalismo, y por eso la salud mental está íntimamente ligada a la salud física. Cuida tanto tu salud mental como tu salud física.

About Aleja

Deja una respuesta