metafisica con la llama violeta

EL SECRETO DE LA LLAMA VIOLETA

También llamada fuego violeta, es una energía espiritual milagrosa. Corresponde a la alta frecuencia de la luz violeta y aquellos que tienen la vista espiritual abierta la han visto como una bella aura o llama violeta.

Es una energía espiritual única que asiste a las personas en todas las áreas de sus vidas. Ayuda a sanar turbaciones emocionales o físicas, mejora las relaciones, asiste en el crecimiento espiritual, o simplemente, hace la vida más fácil.

Es considerada una de las herramientas metafísicas más poderosas con las que se cuenta, ya que el uso de la llama violeta es transmutadora.

Consiste en la esencia que compone uno de los “Siete Rayos”. De la misma manera en que un rayo de sol que pasa a través de un prisma, se ve refractado hacia los 7 colores que posee el arco iris, del mismo modo, la luz se manifiesta en cada uno de los Siete Rayos.

Cada rayo cuenta con una frecuencia, color y calidad diferente, los cuales suponen una parte determinada de la conciencia de Dios. El rayo de color violeta, es llamado el Séptimo Rayo; al invocarlo en nombre de Dios, el mismo desciende hacia ustedes como si se tratara de un rayo de energía espiritual, el cual explota en una llama espiritual que se esparce alrededor de todo su corazón.

Sus cualidades son el perdón, la libertad, la compasión, la justicia, el orden, el cambio y la transmutación.

¿Qué debemos saber antes de trabajar con esta herramienta?

Debemos comprender que no estamos invocando algo ajeno a nosotros, sino algo que late y brilla en nuestro interior como seres crísticos de Amor que somos. Invocar a la llama Violeta es invocar un poder Sagrado que reside en ti.

El color violeta está asociado a la espiritualidad. Santos y adeptos de todas las épocas han usado el poder de la llama violeta. Pero quien lo hizo público fue el Maestro Saint Germain. Los maestros ascendidos son seres espirituales e iluminados que fueron humanos y que llegaron a la última encarnación, pagando todo su karma.

¿Cómo usar la llama Violeta?

La puede usar cualquiera en cualquier momento. El uso de la Llama Violeta debe ir acompañado de una clara Intención de colaborar con ella, por ejemplo, si pedimos que nos ayude a perdonar a determinada persona, debemos querer perdonarla, debemos poner de nuestra parte para perdonarla y ante esa “intención” la llama que habita en ti se pondrá a trabajar en ello.

Debemos visualizarnos a nosotros mismos o a la situación que se desee transmutar, envueltos en una gran llama de color violeta brillante, no opaco, permitiendo que ésta actúe a través de nuestros electrones o de la materia que se desee.

Podemos ayudarnos con decretos, que al afirmar desde nuestra Presencia o Yo Superior, se cumplen y se manifiestan en nuestros cuerpos inferiores, ya que la energía de baja vibración siempre obedece a la de alta vibración.

Podemos programar la llama violeta para 24 horas o el tiempo que deseemos, pero sin olvidar que cada día una parte de nuestro karma o lecciones de vida aparece en nuestras vidas para ser transmutado.

Cuanto más nos familiaricemos con la visualización de la llama, más podremos sentir las cualidades de ésta maravillosa energía; su fluidez y ligereza, y el frescor que nos comunica que la transmutación se está produciendo.

La podemos utilizar a través de varias actividades:

  • La afirmación: al invocarla.
  • El sentimiento: sentir el poder de la llama violeta.
  • El pensamiento: pensar en el fuego transmutador violeta.

Para pensar en la Llama Violeta se puede utilizar, la imaginación o la visualización. El Maestro Saint Germain enseñó la actividad de la Llama Violeta, dio muchos usos o maneras de activarlas, una de ellas es la imposición de manos para la sanación, la llama violeta también reconstruye.

Existen afirmaciones específicas, que no son rezos, se les llaman decretos o palabras de poder. La Llama Violeta se puede invocar concretamente a través de una afirmación como ésta:

Yo soy la ley del perdón y la llama violeta transmutadora,
que consume y disuelve todos los errores cometidos por mí y por toda la humanidad.
“Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy, la llama violeta y el fuego transmutador que estalla,
se enciende, consume y disuelve toda imperfección humana pasada, futura y presente
en todo el planeta y a mi alrededor”.
Que así sea.

Puedes usar diferentes decretos. Cuando recitas éste y otros decretos de llama violeta, ésta impregna cada célula y átomo de tu cuerpo, se adentra en tu mente, tus emociones, tu subconsciente y tu memoria.

¿Qué efecto tiene la llama violeta?

Aunque no se puede retroceder en el tiempo, la llama violeta tiene el poder de borrar o transmutar la causa, el efecto e incluso el recuerdo de un error del pasado. La transmutación significa cambiar, alterar la forma, apariencia o naturaleza de algo. Esta llama cambia la energía negativa en positiva, la oscuridad en luz, el “destino” en oportunidad.

La llama también borra el mal karma de nuestros errores pasados.

A nivel físico, puede sanar el cuerpo quitando el karma que nos hace vulnerables a la enfermedad. Aunque las causas reales estén enraizadas en el estado mental, espiritual y emocional.

“Yo soy la llama violeta que tiene el poder de transmutar todo lo negativo de mi vida y de convertirlo en puro bien”.

About Aleja

Deja una respuesta