TU ALMA CONOCE EL CAMINO

TU ALMA CONOCE EL CAMINO

Todos en algún momento hemos experimentado momentos difíciles, como la pérdida de un ser querido, cuando nos enfrentamos a la angustia, cuando sentimos rechazo o simplemente cuando creemos que la vida no tiene sentido, es en ese momento que sentimos el susurro de nuestra alma que nos lleva en la dirección correcta para salir adelante.

Cuando llegamos a ese punto donde creemos que ya no se puede caer más, es cuando empieza la remontada, y aparece esa habilidad para sobreponernos, es la oportunidad de liberar el dolor, lo cual se convierte en una gran limpieza.

Si bien es cierto, puede ser tremendamente doloroso en ese momento, pero termina siendo un regalo increíble a nivel del alma y probablemente seríamos personas diferentes si no hubiéramos tenido esa experiencia dolorosa. En ese momento se aprende sobre uno mismo, creciendo de maneras que nunca hubiéramos imaginado.

Cambiando con el tiempo

Las personas entran y salen de nuestras vidas, las situaciones van y vienen, las oportunidades se pierden y también se crean. En cada momento estamos cambiando. La mala salud puede llamar a nuestra puerta en cualquier momento, y junto con ella, el envejecimiento.

Cuanto más se cede a los sentimientos en lugar de tratar de reprimirlos o bloquearlos, más podemos descubrir sobre nosotros mismos. Muchas veces sentimos miedo de que, si realmente nos permitimos sentir profundamente, nos sentiremos abrumados por nuestro dolor o nuestro miedo, y que nunca encontraremos nuestro camino de regreso. Sin embargo, en realidad es todo lo contrario, cuando acogemos y aceptamos nuestros sentimientos, se disuelven en ese reconocimiento y descubrimos al fin la paz anhelada.

El dolor puede cambiarte, pero eso no significa que tenga que ser un mal cambio. Toma ese dolor y conviértelo en sabiduría. –Dalai Lama

Cuando nos volvemos y enfrentamos nuestros sentimientos más profundos; nuestro dolor, nuestro anhelo, nuestras traiciones y nuestro abandono, comenzamos a despertar a nuestra alma.

Dejar que el alma tome el control

Nuestra alma conoce el camino. Nos lleva de vuelta a estar presentes con la vida y lo que realmente importa. Cuando disfrutamos de la arena entre los dedos de los pies, los extraordinarios colores del atardecer, la fragancia y el sabor de un mango maduro, o la belleza del tacto humano, sucede algo mágico.

Las cosas que parecían tan importantes, las preocupaciones, el estrés o las ansiedades, parecen simplemente desvanecerse. Descubrimos lo que es real. El alma siempre nos ofrece una nueva forma de ser. Una oportunidad para tener un nuevo comienzo, para abrazar un camino que sea satisfactorio y, en última instancia, genere una profunda felicidad y paz interior.

Las cosas más inesperadas de la vida, las pérdidas, los días de tristeza o esos momentos en los que no pudimos obtener lo que queríamos, siempre son bendiciones disfrazadas, son oportunidades para la transformación más profunda. Son mensajes del alma, empujándonos de nuevo para seguir adelante.

El despertar del alma ocurre cuando permites que el sentimiento y la intuición te guíen. La vida es un proceso mediante el cual tu alma tiene la oportunidad de transformar en experiencia lo que realmente es. El sentimiento y la intuición son algunas de tus guías.

"Cada alma crece y evoluciona a un ritmo diferente. Tú estás exactamente donde necesitas estar".

Share

"El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior".